Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Biografía de Julien Clerc Imprimir

Biografía de Julien Clerc

Paul-Alain Leclerc nació el 4 de octubre de 1947 en París. Sus padres se divorciaron cuando él era joven, creció escuchando música clásica en casa de su padre; mientras su madre lo introducía a la música de cantantes legendarios, tales como Georges Brassens y Edith Piaf. El empezó a aprender a tocar piano a los 6 años y a la edad de 13 empezó a tocar de oído todo lo que escuchaba en la radio.

Durante los días de escuela y universidad conoció a Maurice Vallet y Etienne Roda-Gil, dos de los principales autores de sus canciones y comenzó a componer. Cambio su nombre a Julien Clerc cuando firmó un contrato con la compañía disquera “Pathé Marconi” y realizó su primer álbum a mediados de mayo de 1968.

Las melodías de Clerc, famoso por el vibrato de su voz y su música neosinfónica, acopladas con las líricas de ensueño, escritas por Vallet y Roda-Gill, calzaban muy bien en esos tiempos de cambio. Las canciones fueron acogidas con agrado como un renacimiento a las llamadas canciones tradicionales francesas con su armonioso estilo, que era inusual en ese tiempo, especialmente en Francia. El álbum ganó el “Charles Cros Academy Record Award”.

En 1969 Clerc fue al escenario de “Olympia” por primera vez para abrir el concierto de Gilbert Becaud. A pesar de tener solamente un año en el negocio artístico, sus presentaciones eran un gran éxito. Después regresaría repetidas veces al Olimpia para una serie de conciertos.

Desde mayo de 1969 hasta febrero de 1970 Clerc comenzó el más exitoso recorrido musical de Paris, “Hair”, el cual le dio la plataforma ideal para incrementar su creciente figura, como un artista.

A la edad de 24 años Clerc ya tenía su imagen de cera en el “Paris Musée Grevin”. Se había convertido en una estrella importante y continuaba registrando éxito tras éxito, de los cuales muchos se vendían en el extranjero, traducidos y distribuidos en otros idiomas.

En 1972 Clerk interpretó el papel de un músico en una serie televisiva y después tuvo varios papeles en la década de 1970. Pero su trabajo en las películas nunca le apartó de su primer amor, la música.

En 1974 fue premiado con 5 discos de oro, por las destacadas ventas de sus álbumes anteriores. Su imagen cambio considerablemente durante esos años, evolucionando de un ídolo de jóvenes a un artista maduro.

En 1979 Clerc participó en dos iniciativas novedosas, cantando el tema principal del musical para niños “Emilie Joe” y participando en un álbum musical doble sobre un período turbulento de la historia el “Frente Popular 36”.

A través de los años la fama de Clerc se ha extendido de sus propias composiciones a canciones clásicas francesas como “Comme Hier” por Brassens y “L’hymme à l’amour” de Edith Piaf. Ha cantado en África, América y Europa.

En la primavera de 1998 comenzó un viaje a lo largo de Francia y Europa. Participó en la ceremonia de inauguración del Mundial de Fútbol en París el 10 de junio y como un gran aficionado del fútbol, se vinculó con un canal de Televisión francesa para comentar los partidos y cantar cada noche el himno nacional de uno de los equipos que jugara.

Aquel mismo verano Clerc ganó el SACEM (Société des Auteurs Compositeurs), premio de Primavera por su canción “Les Séparés”, basado en un poema de Macelline Desbordes-Valmore.

En enero de 1999 Clerc fue al escenario del Teatro “Champs-Elysées” y entregó una serie de recopilaciones acústicas, distintas de la música rock/pop, lo que él había estado dándole a su audiencia durante algunos años.

Durante las primeras semanas de 2000, él apareció junto con muchos otros artistas en varios conciertos de beneficencia para los Restaurantes du Coeur, una obra de caridad que proporciona alimento a los desamparados en Francia, en particular durante los meses difíciles de invierno.

Siempre a la búsqueda de nuevos talentos, Clerc comenzó asociarse con nuevos compositores de canciones, incluso con la modelo Carla Bruni, que recién emprendía en ese momento una carrera musical, escribiendo 6 canciones para su álbum número 18.

Otros nombres también merecen ser destacados: la escritora franco-algerina Nina Bouraoui, el cantante Assia, un recién llegado al alma marcada del escenario; y su hermano, el productor Khaled Maouene, apodado Khalil, quién tiene “un sonido” que a Clerc le gusta. Algunos de sus viejos amigos estaban también en el álbum, Etrenne Roda-Gil y David McNeil junto a Laurent Chalumeau.

En 2003 Clerc registró un nuevo álbum de clásicos americanos en francés, dando a las melodías familiares el toque de Julien Clerc.

Por otro lado, Clerc fue nombrado Embajador de buena voluntad de ACNUR en una ceremonia en París en noviembre de 2003 después de trabajar durante casi 2 años con la Agencia en varios proyectos de beneficencia para refugiados. En marzo de 2004, emprendió su primera misión de terrerno con refugiados y para ayudar a trabajadores humanitarios en Chad. Su misión fue documentada por “Envoyé spécial” y fue transmitida por un canal de televisión nacional francesa en abril de 2004.

Clerc está casado y tiene 3 hijas.