Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Educación

© ACNUR/A.Kirchhof

Un derecho fundamental para un futuro mejor

En medio del conflicto, la educación es a menudo considerada como un lujo para los refugiados o desplazados internos, quienes al mismo tiempo luchan para encontrar cobijo y alimentos. Sin embargo, la educación es un derecho fundamental, que es vital para restablecer la esperanza y la dignidad de las personas que han sido expulsadas de sus hogares. Se trata de una importante herramienta para ayudarles a rehacer sus vidas y a construir un futuro mejor.

ACNUR apoya los Objetivos del Milenio para el Desarrollo (ODM) fijados por las Naciones Unidas con el objetivo de garantizar que, en 2015, todos los niños y niñas de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria. Facilitar el acceso a la educación básica es una prioridad. ACNUR lo integra en todas las fases de las operaciones en el terreno, ya sea en la etapa inicial de cuidado y mantenimiento, como en la de asentamiento local e integración en el país de acogida, o en el retorno al país de origen. Las situaciones de emergencia también incluyen esta prioridad.

Teniendo en cuenta que la educación es a menudo marginada, sobre todo en situaciones de emergencia, ACNUR participa de manera activa en la INEE (Red Interinstitucional para la Educación en Situaciones de Emergencia), red de la que es co-fundador. Esta red también ha lanzado una campaña en Internet, “ninemillion.org”, para hacer posible la educación para todos los niños desarraigados. Esta campaña también promueve el deporte entre los millones de jóvenes desplazados por la fuerza.

La ayuda de ACNUR también se dirige a los estudiantes mayores. Desde el año 1992, en virtud de la iniciativa Albert Einstein para los refugiados universitarios (DAFI), un programa financiado por el gobierno alemán, ACNUR ofrece un número limitado de becas de enseñanza superior para refugiados. Gracias a esta iniciativa miles jóvenes refugiados con méritos probados se han beneficiados de becas para cursar estudios en universidades, centros de enseñanzas superiores y escuelas politécnicas en sus países de acogida.