Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Noticias Buscador Notas de Prensa ACNUR alerta de inminente crisis humanitaria en Grecia

ACNUR alerta de inminente crisis humanitaria en Grecia Imprimir
Martes, 01 de Marzo de 2016 10:00

© ACNUR/UNHCR/A. Zavallis. Un joven afgano duerme en la Plaza Victoria de Atenas. Cientos se encuentran ahora atrapados desde que los Estados de la ruta de los Balcanes impusieron nuevas restricciones fronterizas.
© ACNUR/UNHCR/A. Zavallis. Un joven afgano duerme en la Plaza Victoria de Atenas. Cientos se encuentran ahora atrapados desde que los Estados de la ruta de los Balcanes impusieron nuevas restricciones fronterizas.
GINEBRA, Suiza, 1 de marzo de 2016 (ACNUR/UNHCR) – Europa se enfrenta a una crisis humanitaria inminente de la que es en gran medida responsable, tras la rápida acumulación de personas que quedan atrapadas en Grecia, país que y está haciendo frente a una gran presión, ha advertido hoy a Agencia de la ONU para los Refugiados.

Con gobiernos que no trabajan conjuntamente a pesar de haber alcanzado ya acuerdos en una serie de aspectos, y con un país tras otro imponiendo nuevas restricciones fronterizas, se están produciendo prácticas incoherentes que están provocando un sufrimiento innecesario y se corre el riesgo de vulnerar las normas del derecho internacional y de la UE”, declaraba Adrian Edwards, portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en Ginebra.

Edwards añadió que en la noche de ayer lunes, el número de refugiados e inmigrantes en Grecia en necesidad de alojamiento se disparó a 24.000 personas. Unas 8.500 de ellas se encontraban en Idomeni, junto a la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Al menos 1.500 habían pasado la noche anterior al raso. Las condiciones de hacinamiento están generando escasez de alimentos, refugio, agua e instalaciones de saneamiento. La tensión ha ido en aumento, avivando la violencia y jugando en favor de los traficantes de personas”, destacó Edwards.

Las autoridades griegas han respondido con el establecimiento de dos campamentos militares junto a Idomeni, con una capacidad proyectada de 12.500 plazas. Además, se está construyendo un tercer campo en las proximidades. Junto con sus socios, la Agencia de la ONU para los Refugiados continúa dando apoyo a los esfuerzos de Grecia.

Hemos proporcionado carpas, tiendas de campaña y unidades de alojamiento para refugiados, así como personal adicional y especialistas, tanto de protección como técnico”, añadió.

En general, las llegadas a través del Mediterráneo se han ralentizado durante el invierno, pero continúan siendo relativamente altas. Los datos de esta mañana muestran que 131.724 personas emprendieron el viaje durante enero y febrero, de las cuales 122.637 desembarcaron en Grecia. Esta cifra se aproxima al total de llegadas registradas durante el primer semestre de 2015 (147.209). En lo que llevamos de año, se han perdido 410 vidas.

Vincent Cochetel, coordinador regional de ACNUR para la respuesta a la crisis de refugiados en Europa, pidió que Europa implemente los acuerdos para el reparto de responsabilidades alcanzados durante el año pasado, advirtiendo de que “no hay un Plan B”.

Grecia necesita una válvula de seguridad…Es hora de que Europa despierte porque, o bien se organiza una reubicación masiva desde Grecia o se repetirá lo que vivimos el año pasado, es decir, más caos y confusión”, decía en rueda de prensa respondiendo a preguntas sobre la actual situación en terreno.

Añadió que alrededor del 55% de los refugiados de Siria que llegan ahora a Grecia son mujeres y niños, y que mucho vienen desde el norte del país, donde se han sucedido recientes enfrentamientos.

ACNUR ha reiterado su postura general insistiendo en que, para resolver la actual situación en Europa de refugiados e inmigrantes y evitar una nueva crisis en Grecia, se requieren una serie de acciones claras.
Entre las más urgentes en lo que respecta a Grecia, está la necesidad de un mejor plan de contingencia, con una mayor capacidad de alojamiento y otras medidas de apoyo.

Las autoridades griegas están tratando de dar una respuesta inmediata y prevenir así un mayor deterioro de las condiciones en toda Grecia. No obstante, para evitar un mayor sufrimiento y caos es fundamental contar con más recursos y una mejor coordinación”, remarcó Edwards.

ACNUR continúa dando su apoyo a la operación de respuesta. En este sentido, ha establecido oficinas de terreno en 8 ubicaciones y ha desplegado personal adicional, así como equipos móviles de emergencia que se desplazan rápidamente allí donde la cambiante situación lo demande.

No obstante, con las crecientes restricciones fronterizas a lo largo de los Balcanes, a la Agencia de la ONU para los Refugiados le preocupa que la situación siga escalando hasta poder convertirse en una crisis humanitaria similar a la que se vivió en las islas griegas el pasado otoño.

ACNUR insta a las autoridades griegas a que, con el apoyo de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo y de los Estados miembros de la UE, refuerce intensamente su capacidad de registro y de tramitación de solicitudes de asilo tanto a través del procedimiento nacional de asilo, como a través del programa europeo de reubicación.

Grecia no puede gestionar esta situación por sí sola. Por tanto, continúa siendo absolutamente imprescindible que las iniciativas de reubicación acordadas por Europa en 2015 reciban prioridad y sean implementadas. A pesar de los compromisos para reubicar a 66.400 refugiados desde Grecia, los Estados sólo han ofrecido 1.539 plazas hasta la fecha, y solo se han hecho efectivas 325 reubicaciones”, indicó Adrian Edwards.

El establecimiento más vías legales de admisión de refugiados desde los países vecinos a Siria también ayudará en la gestión global de esta situación. Un mayor número de plazas de reasentamiento y otras formas de admisión humanitaria, la reunificación familiar, el patrocinio privado y la concesión de visados humanitarios, así como de estudio y trabajo para refugiados, ayudarán a reducir la necesidad de los refugiados de recurrir a traficantes de personas, movimientos secundarios y peligrosas travesías en embarcaciones. Todas estas medidas salvan vidas.

ACNUR convocará una importante conferencia sobre este asunto en Ginebra el 30 de marzo y espera que los Estados realicen ofertas concretas al respecto.


Comparte esta página con: