Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR y sus socios necesitan 18,3 millones de dólares para ayudar a los refugiados de Nilo Azul

ACNUR y sus socios necesitan 18,3 millones de dólares para ayudar a los refugiados de Nilo Azul Imprimir

© ACNUR/K.G.Egziabher. Refugiados del estado de Nilo Azul cruzan al oeste de Etiopía con sus pertenencias.
© ACNUR/K.G.Egziabher. Refugiados del estado de Nilo Azul cruzan al oeste de Etiopía con sus pertenencias.
GINEBRA, Suiza, 27 de septiembre (ACNUR/UNHCR) – ACNUR y sus agencias socias han lanzado hoy un llamamiento formal para solicitar fondos que ayuden a los refugiados que están huyendo desde el estado sudanés de Nilo Azul hacia el oeste de Etiopía. El llamamiento conjunto de ACNUR, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asciende a cerca de 18,3 millones de dólares, con los que está previsto ayudar a unos 35.000 refugiados. La participación de ACNUR en esta petición es de 10 millones.


Se estima que unas 25.000 personas han encontrado refugio en Etiopía desde que el pasado 3 de septiembre comenzara el flujo de refugiados. Con las hostilidades aún presentes en el estado sudanés de Nilo Azul, se espera que las cifras sigan aumentando. Ayer se informó de nuevos bombardeos aéreos, tras los registrados el miércoles y el viernes de la semana pasada.

Los refugiados han estado entrando a Etiopía principalmente por el punto fronterizo de Kurmuk, donde el viernes se informó de que 1.500 personas habían cruzado. Los refugiados contaron al personal de ACNUR que habían huido de los combates alrededor de Damazine, la capital del estado de Nilo Azul, y que habían caminado durante casi una semana para ponerse a salvo.

En las últimas semanas ACNUR ha visto a personas entrando y saliendo de la frontera, pero el perfil de esta población está cambiando: a día de hoy están cruzando cada vez más familias que portan consigo sus enseres domésticos y ganado. 

La mayoría de los refugiados se están alojando con comunidades locales alrededor de Kurmuk. Muchos están durmiendo a la intemperie, lo que supone un aumento del riesgo de contraer enfermedades. Otra de las preocupaciones es la seguridad de los refugiados en las aldeas cercanas a Kurmuk, ya que la zona está próxima a regiones de Sudán donde continúan los bombardeos.

ACNUR y la Administración del Gobierno para Asuntos de Refugiados y Retornados están buscando reubicar a estos refugiados en el campo de Sherkole, a unos 50 kilómetros al sureste, donde se les pueden ofrecer servicios básicos y una mejor protección. Hasta ahora más de 3.000 personas se han trasladado y se espera que el ritmo de las reubicaciones aumente a medida que más líderes de comunidades de refugiados presenten solicitudes de reubicación. La OIM está ayudando a trasladar a los refugiados y sus pertenencias a Sherkole.

Dado el aumento de llegadas de refugiados, el gobierno de Etiopía ha asignado tierras en las que construir dos centros de tránsito cerca de los principales puntos de entrada fronterizos. El centro de tránsito de Farmatsore acogerá a unas 3.000 personas que entren en Etiopía por la frontera de Kurmuk, y el centro de tránsito de Adimazin, cerca de la frontera de Gizen, acogerá a otras 5.000 personas. También se está preparando otro asentamiento en la zona de Tonga.

 


Comparte esta página con: