Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa ACNUR presenta nuevas directrices de protección, ante la huida de venezolanos por América Latina

ACNUR presenta nuevas directrices de protección, ante la huida de venezolanos por América Latina Imprimir

Venezolanos esperando a la entrada de la Oficina de la Policía Federal en la ciudad fronteriza de Pacaraima, Brasil. La Oficina se responsabiliza de la recepción de Venezolanos en busca de asilo o permisos especiales para quedarse en el país. (© ACNUR/UNHCR/Reynesson Damasceno)
Venezolanos esperando a la entrada de la Oficina de la Policía Federal en la ciudad fronteriza de Pacaraima, Brasil. La Oficina se responsabiliza de la recepción de Venezolanos en busca de asilo o permisos especiales para quedarse en el país. (© ACNUR/UNHCR/Reynesson Damasceno)

GINEBRA, Suiza, 13 de marzo de 2018 (ACNUR/UNHCR).-Ante de la continua salida de venezolanos hacia países vecinos y otros países de la región y el mundo, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha publicado nuevas guías para que los gobiernos aborden la situación de las personas en necesidad de protección internacional y asistencia humanitaria.

Como resultado del complejo contexto político y socioeconómico en Venezuela, un país que tradicionalmente ha acogido a miles de refugiados, el número de personas forzadas a abandonar sus hogares continúa aumentando. El movimiento de estas personas tiene su base en una variedad de razones, que incluyen la inseguridad y la violencia, la falta de alimentos, medicamentos o el acceso a servicios sociales esenciales, así como la pérdida de ingresos. Si bien no todos los venezolanos son refugiados, cada vez resulta más claro que un número significativo necesita protección internacional.

Se ha producido un aumento de 2.000% en el número de nacionales venezolanos que han solicitado el reconocimiento de condición de refugiado en todo el mundo desde 2014, principalmente en los países de las Américas desde el año pasado. Aunque más de 94,000 venezolanos pudieron acceder a los procedimientos de determinación de la condición de refugiado en 2017, muchos más con necesidad de protección optan por otras alternativas de residencia legal, que pueden ser más rápidas de obtener y otorgan el derecho al trabajo, acceso a la salud y la educación. Sin embargo, cientos de miles de venezolanos permanecen sin documentación o permiso para residir legalmente en países de acogida. Esto los hace particularmente vulnerables a la explotación, la trata de personas, la violencia, el abuso sexual, la discriminación y la xenofobia.

En este contexto, la nota de orientación del ACNUR alienta a los Estados a garantizar que los venezolanos tengan acceso a los territorios y a los procedimientos de determinación de la condición de refugiado. Además, ACNUR da la bienvenida y pide a los gobiernos que adopten respuestas pragmáticas de protección para el pueblo venezolano, como las alternativas de estadía legal, que incluyen visas o permisos de residencia temporal, así como otros programas de regularización que garanticen el acceso a los derechos básicos de salud, educación, unidad familiar, libertad de movimiento, albergue y el derecho al trabajo. ACNUR aplaude a los países de América Latina que han introducido tales opciones, y espera que los costos y requisitos se flexibilicen cuando sea necesario para garantizar el acceso a los mencionados derechos. En vista de la situación en Venezuela, es crucial que las personas no sean deportadas o forzados a retornar.

América Latina cuenta con algunos de los marcos normativos y prácticas más progresistas del mundo en materia de protección internacional, como la Declaración de Cartagena de 1984, que se basa en la Convención de Refugiados de las Naciones Unidas de 1951 y que incorpora una definición más amplia de refugiado. ACNUR considera que las circunstancias generales que conducen a la salida de ciudadanos venezolanos podrían estar contempladas en el espíritu de la Declaración de Cartagena. Si bien los gobiernos de la región han sido generosos en su respuesta, las comunidades de acogida que reciben venezolanos se encuentran bajo creciente presión y necesitan apoyo de forma urgente y contundente, para promover la coexistencia pacífica y prevenir manifestaciones de discriminación y xenofobia.

ACNUR está trabajando con los gobiernos para abordar la protección y necesidades básicas de las personas que salen de Venezuela. En consecuencia, ACNUR ha desarrollado un plan de respuesta regional que abarca 8 países y la subregión del Caribe. En particular, ACNUR busca fortalecer los sistemas de asilo nacionales y otros procesos de protección internacional, e intensificar sus actividades para fomentar una respuesta integral, predecible y armonizada a la difícil situación que enfrentan las personas venezolanas.

ACNUR trabajará para alcanzar estos objetivos, en particular el acceso a la protección, en cooperación con todos los niveles de gobierno y otros actores relevantes interesados, incluidas otras agencias de las Naciones Unidas, especialmente la OIM, organizaciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado, así como para facilitar la participación de las personas venezolanas y sus comunidades de acogida. Los requerimientos financieros iniciales de ACNUR para la implementación de la respuesta regional para la situación de Venezuela ascienden a USD 46 millones.

Solicitudes de asilo de venezolanos en España

El número de solicitudes de asilo de venezolanos en España se ha incrementado exponencialmente en los últimos tres años, pasando de 120 solicitudes en 2014 a 10.600 en 2017, convirtiéndose en la principal nacionalidad de las cerca de 32.000 personas que pidieron protección el año pasado.

Tan sólo en el primer semestre de 2017 el número de peticiones de asilo de personas de Venezuela ya ha superado el total del año anterior. Aunque esto pueda suponer una mayor presión sobre el sistema de asilo español, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, considera esencial que se estudien los casos en profundidad y que se otorgue protección internacional a aquellos que la ameriten.

2013- Solicitudes de asilo 35 – Concesiones de protección internacional: 1

2014- solicitudes de asilo: 120 – Concesiones de Protección Internacional: 0

2015- solicitudes de asilo: 596– Concesiones de Protección Internacional: 0

2016- solicitudes de asilo: 4.300 – Concesiones de Protección Internacional: 0

2017* – solicitudes de asilo: 10.600 – Concesiones de Protección Internacional: (se carece del dato)

A fecha de diciembre de 2017 había 34.871 solicitudes de asilo pendientes de respuesta en España, de las que 12.400 son de personas de Venezuela.

(*) Para 2017 los datos son provisionales


Comparte esta página con: