Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR pide protección para los rohingyas atrapados en la frontera entre Myanmar y Bangladesh

ACNUR pide protección para los rohingyas atrapados en la frontera entre Myanmar y Bangladesh Imprimir

GINEBRA, Suiza, 5 de marzo de 2018 (ACNUR/UNHCR) - ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, expresa su preocupación por la seguridad de un grupo de mujeres, hombres y niños rohingyas vulnerables y originarios de Myanmar que llevan viviendo desde finales de agosto de 2017 en la llamada “tierra de nadie” cerca de la frontera entre Myanmar y Bangladesh. ACNUR está siguiendo de cerca los acontecimientos después de que autoridades de Myanmar les hubieran dado la orden de abandonar la zona.

ACNUR reafirma el derecho de toda persona a buscar asilo, así como a regresar a su lugar de origen en el momento que las circunstancias lo permitan. La seguridad y la protección de quienes huyeron de la violencia en su país deben ser garantizadas y toda decisión de retornar debe ser voluntaria y tomada en base a una elección libre e informada.

Así mismo, ACNUR reitera que todavía no existen las condiciones para justificar el retorno de los refugiados rohingyas. Las causas de su desplazamiento no se han abordado y ACNUR aún ha constatado avances significativos en lo que concierne a la negación de sus derechos. Es fundamental que se produzcan las condiciones para abordar estas causas y permitir su retorno de forma voluntaria y sostenible.

A este respecto, ACNUR continúa solicitándo al Gobierno de Myanmar que permita el acceso humanitario en todo el estado de Rakhine a ACNUR y sus socios. Esto será fundamental para promover la coexistencia entre todas las comunidades, apoyar al Gobierno en su compromiso de implementar las recomendaciones de la Comisión Asesora de Rakhine (RAC, por su sigla en inglés), y para que ACNUR pueda supervisar las condiciones de protección, proporcionar información imparcial a las personas refugiadas y acompañar los retornos en el momento adecuado.

En Bangladesh, el Gobierno y la población continúan acogiendo generosamente a las personas refugiadas, brindándoles protección y apoyo. Cerca de 700.000 refugiados han buscado ya refugio en el país vecino desde que estallara la violencia en el norte del estado de Rakhine, en Myanmar, a finales de agosto de 2017.


Comparte esta página con: