Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR, conmocionado por informes sobre la muerte en Ruanda de varios refugiados

ACNUR, conmocionado por informes sobre la muerte en Ruanda de varios refugiados Imprimir

GINEBRA, Suiza, 23 de febrero 2018 (ACNUR/UNHCR).- ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, insta a las autoridades de Ruanda a garantizar la seguridad y protección de los refugiados después de que las protestas del pasado jueves se saldaran con la trágica muerte de al menos cinco refugiados y con numerosos heridos, incluidos miembros de la policía. ACNUR expresa su profunda conmoción y consternación por la pérdida de vidas de refugiados.

Unos 700 refugiados congoleños del campo de refugiados de Kiziba se estuvieron manifestando frente a la oficina de ACNUR en Karongi, en el oeste de Ruanda. Las protestas, que comenzaron el 20 de febrero, estaban relacionadas con los recortes en la ración de alimentos, lo que había agravado el sentimiento de desesperación y la falta de perspectivas a largo plazo para los refugiados. La policía habría utilizado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes tras el fracaso de los intentos de resolver la situación. Después se habrían registrado enfrentamientos antes de que la policía disparara contra manifestantes enojados.

ACNUR lamenta que no se hayan tenido en cuenta nuestros continuos llamamientos para mantener la calma y la moderación. Esta tragedia debería haberse evitado, siendo inaceptable el uso desproporcionado de la fuerza contra los refugiados. ACNUR hace un llamamiento a las autoridades para que se abstengan de un mayor uso de la fuerza e investiguen las circunstancias de este trágico incidente.

ACNUR también pide a los líderes de las comunidades de refugiados que demuestren su sentido de la responsabilidad con fin de evitar nuevos enfrentamientos y les insta a respetar las leyes y a buscar soluciones para todas sus reclamaciones mediante negociaciones pacíficas.

La falta de fondos ha afectado severamente las operaciones humanitarias en Ruanda, teniendo ahora consecuencias mortales. La petición de fondos de ACNUR para apoyar a los refugiados en Ruanda en 2018, que asciende a 98,8 millones de dólares, apenas ha recibido el 2% de esta cantidad.

El campamento de refugiados de Kiziba alberga a más de 17.000 refugiados de la República Democrática del Congo. En total, más de 173.000 refugiados de la República Democrática del Congo y Burundi viven en seis campamentos en Ruanda.


Comparte esta página con: