Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa Los gobiernos comprometen 857 millones de dólares para los refugiados

Los gobiernos comprometen 857 millones de dólares para los refugiados Imprimir

Ara, refugiada rohingya de 16 años, y su hija de 11 meses, Taslima, fotografiadas en el campo de refugiados de Balong Khali, en Bangladesh. (© ACNUR/UNHCR/Andrew McConnell)
Ara, refugiada rohingya de 16 años, y su hija de 11 meses, Taslima, fotografiadas en el campo de refugiados de Balong Khali, en Bangladesh. (© ACNUR/UNHCR/Andrew McConnell)
GINEBRA, Suiza, 5 de diciembre de 2017 (ACNUR/UNHCR) – ACNUR, la Agencia de ONU de los Refugiados, ha recibido el compromiso por parte de los gobiernos de financiar sus operaciones de ayuda en 2018 con 857 millones de dólares, con objeto de dar apoyo a unos 67 millones de personas desplazadas o apátridas en todo el mundo.

Los compromisos, presentados en una conferencia anual en Ginebra, suman cerca del 11 por ciento de lo que necesita ACNUR para 2018, unos 7.500 millones. Las aportaciones previstas este año son significativamente más altas que las de 2016, cuando se fijaron en 701 millones de dólares.

Si bien con ello no se cubren las necesidades de financiación de 2018, el compromiso puede interpretarse como una muestra de la disponibilidad anticipada de fondos y del apoyo general.

Gracias a ello, ACNUR puede planificar y continuar sin interrupción sus operaciones de ayuda humanitaria, como las de Irak, Siria, Yemen, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Afganistán y Bangladesh.

Aunque esta cifra representa el nivel más alto de financiación comprometido por los Estados en la conferencia de donantes, la brecha entre los fondos recibidos y las necesidades de personas refugiadas y desplazadas sigue elevándose, debido a los niveles récord de desplazamiento.

“Un año de poca paz y mucha guerra está a punto de terminar”, dijo el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. “Las crisis de refugiados están creciendo. Las necesidades de los refugiados también crecen”. Preguntado por lo que significan las cifras y el impacto de la brecha entre financiación y necesidades, Grandi afirmó que “significa que ACNUR debe priorizar, a veces sin misericordia”. “Puede significar que haya refugiados que se vean obligados a salir adelante por ellos mismos en los duros meses de invierno, y que otros no obtengan la asistencia necesaria para reintegrarse a la tierra que dejaron cuando retornan a ella”.

Las operaciones globales de ACNUR se financian casi por completo con contribuciones voluntarias de gobiernos, instituciones intergubernamentales y, cada vez más, por parte de individuos, empresas y fundaciones. Grandi tuvo un agradecimiento especial para aquellos países y comunidades que acogen a refugiados. “En materia de espacio, recursos, coste político y socio-económico, se encuentran entre los mayores donantes en apoyo de los refugiados”.

Para 2018, ACNUR apela a los donantes a mantener e incrementar su apoyo, a través de contribuciones prontas y flexibles para evitar incertidumbres y poder así canalizar los fondos a donde se encuentran las mayores necesidades.


Comparte esta página con: