Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa Los retornos de refugiados rohingya deben respetar los estándares internacionales

Los retornos de refugiados rohingya deben respetar los estándares internacionales Imprimir

Hamida, de 22 años, (centro) y su hijo Mohammed, de 1 año, esperan recibir ayuda alimentaria junto con otros cientos de refugiados rohingyas en el campo de refugiados de Kutupalong, en Bangladesh. (© ACNUR/UNHCR / Andrew McConnell)
Hamida, de 22 años, (centro) y su hijo Mohammed, de 1 año, esperan recibir ayuda alimentaria junto con otros cientos de refugiados rohingyas en el campo de refugiados de Kutupalong, en Bangladesh. (© ACNUR/UNHCR / Andrew McConnell)
GINEBRA, Suiza, 24 de noviembre de 2017 (ACNUR/UNHCR). - ACNUR toma nota de las informaciones sobre el acuerdo entre los gobiernos de Bangladesh y Myanmar respecto al retorno de los refugiados rohingya a Myanmar. Unas 622.000 personas han huido del Estado de Rakhine, en el norte de Myanmar, desde el 25 de agosto, a causa de una ola de violencia, enmarcada en la negación de la ciudadanía y décadas de profunda discriminación hacia esta población.

ACNUR aún no ha visto los detalles del acuerdo. No obstante, los refugiados están en su derecho de regresar. En este sentido, el desarrollo de un marco que les permita ejercer este derecho conforme a los estándares internacionales, será bienvenido. En primer lugar, esto significa que el retorno debe ser voluntario y llevarse a cabo en condiciones dignas y seguras que contribuyan a alcanzar soluciones duraderas.

En la actualidad, en el Estado de Rakhine, en Myanmar, no se dan las condiciones que permitan retornos seguros y sostenibles. Los refugiados siguen huyendo y muchos han sufrido violencia, violaciones y profundos daños psicológicos. Algunos han sido testigos de la muerte de familiares y amigos, y la mayoría lo ha perdido y simplemente no tiene adonde volver, dado que sus casas y pueblos han quedado destruidos. Asimismo, las profundas divisiones entre las comunidades es una cuestión que sigue sin abordarse y el acceso humanitario en el estado de Rakhine sigue siendo mínimo.

Es fundamental que los retornos no se produzcan de forma precipitada o prematuramente, sin el consentimiento informado de los refugiados o sin la seguridad de que se cuente con los elementos básicos para alcanzar soluciones duraderas. Las personas deben tener la opción de regresar a sus hogares y no estar confinadas en áreas delimitadas. También resultará crucial que se logren avances para abordar las causas de raíz que han provocado la huida, entre ellas la apatridia, tal y como recomendó la Comisión Consultiva para Rakhine.

ACNUR espera con interés los detalles del acuerdo entre ambos países, y está dispuesto a ayudar a ambos gobiernos en la búsqueda de una solución para los refugiados rohingya en Bangladesh que cumpla con los estándares internacionales en materia de refugiados y de derechos humanos.



Comparte esta página con: