Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR llama a acelerar los preparativos para el invierno en las islas griegas del Egeo

ACNUR llama a acelerar los preparativos para el invierno en las islas griegas del Egeo Imprimir

Un solicitante de asilo sirio en Grecia sostiene un té caliente, en la isla de Samos, en enero de 2017 ( © ACNUR/UNHCR/Roland Schönbauer)
Un solicitante de asilo sirio en Grecia sostiene un té caliente, en la isla de Samos, en enero de 2017 ( © ACNUR/UNHCR/Roland Schönbauer)
GINEBRA, Suiza, 13 de octubre de 2017 (ACNUR/UNHCR).- ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, llama a las autoridades griegas a acelerar los preparativos invernales en los centros de las islas del Egeo gestionados por el Gobierno, cuyas condiciones empeoran con rapidez en medio del incremento de las llegadas y donde se pronostica tiempo frío y lluvioso.

“ACNUR insta a que se tomen medidas en las islas para reducir la masificación, mejorar las condiciones de vivienda, y poder almacenar y distribuir los artículos de ayuda que sean necesarios”, afirmó Philippe Leclerc, Representante de ACNUR en Grecia.

La presión sobre los saturados centros en las islas ha continuado a lo largo de Septiembre con cerca de 5.000 llegadas, lo que provocó que cientos de niños, mujeres y hombres tuvieran que dormir en pequeñas tiendas de campaña y refugios no aptos para el invierno. En lo que va de año, 20.000 personas han llegado a Grecia por mar, la mayoría de nacionalidad siria o iraquí. Más de la mitad ha llegado de julio a la fecha, gran parte de ellos familias u otros grupos vulnerables.

El creciente alza de las llegadas ha aumentado la presión sobre la capacidad de acogida en las islas. La situación es particularmente crítica en los centros de llegada e identificación, también llamados ‘puntos de acceso’. de las islas de Samos y Lesbos, donde 7.000 refugiados y migrantes se hacinan en un espacio pensado para 2.000.

ACNUR ha ido reduciendo gradualmente su involucración en las islas, incluyendo la provisión de refugio y de mejora de las infraestructuras de los puntos de acceso, debido a que las instituciones nacionales han asumido la mayor parte de los servicios, y a raíz de las garantías sobre el aumento de capacidad ofrecidas por el Gobierno griego y UE.

Sin embargo, Leclerc enfatizó que, en vista de las necesidades actuales, ACNUR, que trabaja de cerca con el Ministerio de Política Migratoria, continuará proporcionando artículos de emergencia hasta que se acabe el stock, habilitando hospedaje para los más vulnerables y facilitando los traslados al continente de quienes hayan sido autorizados para ello, para mitigar la situación”.

ACNUR realizará todos los esfuerzos necesarios para que su programa de alojamiento urbano, que abarca toda Grecia, se expanda desde las 19.000 plazas actuales hasta 22.000 a final de año. En aquellos casos en los que sea posible, ACNUR ampliará los espacios habitacionales ya disponibles en las islas, donde hasta el momento hay más de 1.000 plazas.

Desde junio de 2016, ACNUR ha ayudado a más de 13.000 solicitantes de asilo a trasladarse al continente. Sin embargo, un número significativo de personas aún espera en las islas a completar los largos trámites requeridos, sin disponer de refugio adecuado ni acceso suficiente a servicios durante largos periodos de tiempo. ACNUR aboga por una implementación más rápida de los procedimientos administrativos que permita partir de las islas en un plazo razonable.

En el punto de acceso de Vathy (Samos), más de 1.200 personas carecen de refugio adecuado, un tercio de ellas acampadas en condiciones muy difíciles. Otras 300, incluyendo familias y menores no acompañados, duermen en tiendas de campaña pequeñas a la intemperie, fuera del centro de recepción, dado que este carece del espacio y de servicios adecuado. Ante estas circunstancias, ACNUR, insta a las autoridades y a la comunidad locales a apoyar la ampliación de espacio habitacional en el terreno urbano de la isla.

En el centro de Moria, en Lesbos, más de 1.500 personas se encuentran en refugios improvisados o en tiendas sin aislamiento, suelo ni calefacción. Muchos son familias, mujeres embarazadas, personas discapacitadas y niños muy pequeños. ACNUR ha instalado 344 viviendas prefabricadas en los emplazamientos de Lesbos. No obstante, habiendo sitio para la expansión del centro de Kara Tepe, donde viven 750 solicitantes de asilo, ACNUR urge al municipio de Lesbos a que amplíe su capacidad de alojamiento.

En la isla de Quíos también hay problemas de masificación y de malas condiciones. Asimismo, aumenta la preocupación en Leros y Kos debido a las continuas llegadas.

El año pasado, la nieve y las temperaturas bajo cero fueron causa de sufrimiento para quienes se guarecían en refugios sin calefacción. Por ello, este año los preparativos para el invierno deben ser una prioridad, garantizando la adecuación de viviendas y la distribución de artículos de ayuda como mantas, sacos de dormir, colchones y ropa de abrigo.


Comparte esta página con: