Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR intensifica esfuerzos en pro de alternativas a la detención de refugiados en Libia

ACNUR intensifica esfuerzos en pro de alternativas a la detención de refugiados en Libia Imprimir

Un grupo de detenidos en el interior de un centro de detención para refugiados y migrantes en Trípoli. Mayo 2017. (© ACNUR/UNHCR / Iason Foounten)
Un grupo de detenidos en el interior de un centro de detención para refugiados y migrantes en Trípoli. Mayo 2017. (© ACNUR/UNHCR / Iason Foounten)
GINEBRA, Suiza, 12 de septiembre 2017 (ACNUR/ UNHCR). - Libia sigue constituyendo una de las situaciones de migraciones mixtas más complejas del mundo, en la que los refugiados viajan junto a inmigrantes por rutas peligrosas, sobreviviendo a peligrosas travesías por el desierto y a abusos tales como violencia sexual, torturas, detención en condiciones inhumanas y secuestros a cambio de un rescate.

Todas estas situaciones tienen lugar incluso antes de que se hayan embarcado en la mortífera travesía para cruzar el mar Mediterráneo, en la que el riesgo de perder la vida es de una por cada 39 personas. Libia es también el escenario de un conflicto que ha provocado el desplazamiento de cientos de miles de libios.

Si bien los movimientos migratorios mixtos irregulares pueden plantear desafíos a los Estados, la detención no es la respuesta. Como Agencia a la que se le ha encomendado el mandato de proteger a los refugiados, ACNUR se opone a la detención sistemática de personas refugiadas y desplazadas y se ha posicionado abiertamente, incluso al más alto nivel, frente a las terribles condiciones en que refugiados y migrantes son retenidos en los centros de detención de Libia.

Por ejemplo, durante una reciente visita a Trípoli, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, se reunió con refugiados y migrantes en los centros de detención y expresó su "estupor ante las duras condiciones en que refugiados y migrantes son retenidos", y agregó que ningún refugiado o solicitante de asilo debería ser detenido.

Al mismo tiempo, ACNUR está negociando con las autoridades libias el establecimiento de un centro de acogida abierto que otorgaría libertad de movimiento a refugiados y solicitantes, dando prioridad a los más vulnerables. En este centro de acogida, ACNUR podría proporcionar registro, alojamiento, alimentación, servicios sociales, asesoramiento psicosocial y apoyo a los supervivientes de violencia sexual y de género, así como soluciones en terceros países para los más vulnerables.

ACNUR está trabajando para ayudar y proteger a más de 535.000 personas en Libia, incluyendo a más de 226.000 libios desplazados por el conflicto, 267.000 libios que han regresado a sus hogares pero siguen en una situación vulnerable y 42.834 refugiados y solicitantes de asilo registrados.

Al tiempo que manifiesta su expresar su preocupación por las condiciones en los centros de detención, ACNUR considera importante mantener un diálogo con las autoridades competentes en Libia para garantizar el acceso, la distribución de asistencia de emergencia y abogar por un mayor acceso a identificación y registro, así como medidas de prevención de la violencia sexual y de género.

“Realizamos visitas regulares a los centros oficiales de detención para brindar asistencia vital, explica Roberto Mignone, Representante de ACNUR para Libia. “Nuestra presencia en estos centros de detención no significa que nosotros apoyemos la existencia de estos lugares ni de lo que allí sucede. Sin embargo, es nuestro deber proporcionar a los refugiados y solicitantes de asilo ayuda y abogar por su protección, incluso cuando están detenidos. Este año, ACNUR y sus socios han realizado 658 visitas a los centros de detención. Gracias a nuestros esfuerzos conjuntos, unos 1.000 refugiados y solicitantes de asilo han sido liberados de estos lugares.

En Libia, ACNUR trabaja para mejorar la situación de cientos de miles de civiles afectados por el conflicto. También trabaja para proporcionar protección internacional, asistencia humanitaria y soluciones a las personas bajo su mandato que viven en el país o están en tránsito hacia Europa. ACNUR trabaja en estrecha coordinación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otros socios. Todos estos organismos hacen frente a múltiples dificultades, como el acceso limitado dentro del país debido a la actual situación de seguridad. No obstante, ACNUR está haciendo todo lo posible por ampliar su presencia y su respuesta en el interior de Libia a través de personal nacional, sus socios y presencia regular rotatoria del personal internacional que actualmente opera desde Túnez.

Teniendo en cuenta las urgentes necesidades humanitarias y las condiciones deplorables en los centros de detención, es esencial que ACNUR siga participando en la prestación de asistencia vital, protección y soluciones, así como en la promoción de alternativas a la detención como primera y principal prioridad.

“La asistencia que presta ACNUR en los centros de detención contribuye a aliviar el sufrimiento de los detenidos”, declaró Roberto Mignone. “Ofrecemos paquetes con productos de higiene personal, mantas, zapatillas y ropa. Además, a través de nuestro socio IMC (International Medical Corps), podemos proporcionar atención primaria en materia de salud a aquellos que la necesitan, que además a menudo es la única asistencia médica a la que tienen acceso”.


Comparte esta página con: