Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR busca apoyo adicional para responder a la situación en Nigeria

ACNUR busca apoyo adicional para responder a la situación en Nigeria Imprimir

Magdelena, de 35 años, junto a su hijo Musa, con dos semanas de vida. Regresó de Camerún a mediados de mayo. (© ACNUR/UNHCR/Rahima Gambo)
Magdelena, de 35 años, junto a su hijo Musa, con dos semanas de vida. Regresó de Camerún a mediados de mayo. (© ACNUR/UNHCR/Rahima Gambo)

GINEBRA, Suiza, 26 de julio de 2017 (ACNUR/UNHCR)- ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, lanza un llamamiento complementario para recaudar 9,5 millones de dólares que permitan reforzar su actividad en el noreste de Nigeria, tras el alza inesperada del número de refugiados que retornan al país por su propia iniciativa desde principios de año, sobre todo procedentes de Camerún.

“Esta es una nueva emergencia, que requiere atención urgente. Muchos de entre quienes retornan no pueden volver a sus hogares por cuestiones de seguridad, y terminan desplazados de nuevo, viviendo en condiciones extremas. Incluso si ACNUR no promueve o facilita estos retornos, debemos hacer todo lo posible para ayudar a esta gente en situación de vulnerabilidad”, dijo Volker Türk, Alto Comisionado Adjunto para la Protección de ACNUR.

Muchas de las personas que retornan se quedan en campamentos y puntos de desplazados saturados y cuyas condiciones son precarias. La situación es particularmente difícil en la ciudad de Banki, en el noreste de Nigeria, donde muchos se ven forzados a vivir a la intemperie y tienen acceso limitado a agua potable, comida y medicinas.

“En mi reciente visita a la región, no sólo quedé sobrecogido por la magnitud de sus necesidades humanitarias, sino que también me impactó profundamente el nivel de trauma, división social y desconfianza, explicó Türk, que ha visitado Nigeria y Camerún durante las últimas tres semanas.

“Urgimos a la comunidad internacional a que preste más atención a esta compleja y difícil emergencia humanitaria y de seguridad”, dijo el oficial de ACNUR.

Como las vulnerabilidades se incrementan a medida que pasa el tiempo, la financiación se queda rezagada, desafortunadamente, frente a las necesidades. Hasta ahora, ACNUR ha recibido 41,1 millones de dólares en donaciones de los 179,5 millones que se requieren en 2017 para Nigeria, Camerún, Níger y Chad.

“Los fondos actuales para el esfuerzo humanitario no hacen justicia a la excepcional hospitalidad ofrecida por los gobiernos y comunidades de acogida”, afirmó Valentin Tapsoba, director de la Oficina Regional en África de ACNUR, durante un informe sobre donaciones para la emergencia de Nigeria, el pasado 24 de julio.

Fondos adicionales permitirían a ACNUR incrementar su presencia en zonas limítrofes y mejorar la vigilancia fronteriza y de protección. La Agencia de la ONU para los Refugiados también planea expandir instalaciones para la recepción y lanzar campañas informativas para que los refugiados nigerianos en la región del extremo norte de Camerún tengan información actualizada y rigurosa sobre la situación en las áreas de retorno en Nigeria.

“En mis recientes reuniones con ambos gobiernos, enfaticé la necesidad de establecer un mecanismo que pueda tanto abordar las legítimas preocupaciones en materia de seguridad como las necesidades de protección de los refugiados” añadió. “Recibí garantías de que se han puesto en marcha acciones para detener los retornos involuntarios, un tema que preocupa profundamente a ACNUR”, dijo Türk.

“La primera reunión de la Comisión Tripartita, que se espera tenga lugar a principios de agosto, será un paso positivo hacia adelante”, añadió. La Comisión se formó después de la firma en marzo pasado de un acuerdo tripartito entre ACNUR, Nigeria y Camerún, sobre la repatriación voluntaria de los refugiados nigerianos una vez que las condiciones lo aconsejen.

Entre enero y junio de 2017, cerca de 135.000 refugiados han vuelto a Nigeria, principalmente mujeres y niños. La mayoría abandonaron los campamentos de refugiados de Minawao y Kolofata, en la región más al norte de Camerún.

ACNUR ayuda a cubrir las necesidades de más de 2,5 millones de personas en la región del Lago Chad que se han visto forzadas a convertirse en refugiados, desplazados como resultado del conflicto armado.


Comparte esta página con: