Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Más de 6.000 personas huyen de los combates en Sudán del Sur

Más de 6.000 personas huyen de los combates en Sudán del Sur Imprimir

Sursudaneses recién llegados a Ngoromoro tras un largo viaje desde Pajok. (© ACNUR/UNHCR/Rocco Nuri)
Sursudaneses recién llegados a Ngoromoro tras un largo viaje desde Pajok. (© ACNUR/UNHCR/Rocco Nuri)
GINEBRA, 7 de abril de 2017 (ACNUR/UNHCR).- ACNUR está preocupado por el progresivo deterioro de la seguridad en Sudán del Sur, dado que un reciente ataque en la ciudad de Pajok (al este de la región de Equatoria), está forzando a huir en busca de seguridad a más refugiados.

El distrito de Lamwo, en el norte de Uganda, ha recibido alrededor de 6.000 sursudaneses desde el lunes 3 de abril. Se ha informado de combates en los distritos de Magwi y Oboo, pueblos cercanos a la frontera. La extensión de la violencia es un preocupante avance de la situación.

Quienes han huido de este reciente incidente han relatado que la ciudad fue objetivo de un ataque indiscriminado por parte de las fuerzas armadas de Sudán del Sur. Los refugiados dijeron haber sido testigos del asesinato por disparos a corta distancia de sus seres junto a la detención o la masacre de otros muchos,incluidos niños. Las familias huyeron en diferentes direcciones se disparó mortalmente contra los ancianos y discapacitados que no podían correr.

Muchas personas siguen escondidas en la espesura intentando encontrar el camino hacia Uganda. Hogares y propiedades fueron saqueados y quemados. Las carreteras principales que salen del pueblo están bloqueadas por grupos armados.

El personal de ACNUR en el norte de Uganda está prestando ayuda a mujeres, niños, ancianos y discapacitados en situación desesperada. Los refugiados tienen extrema necesidad de asistencia humanitaria de emergencia, en materia de comida, refugio, agua y asistencia médica.

Alrededor de 4.000 refugiados huyeron inmediatamente de Sudán del Sur tras el terrible ataque a la ciudad de Pajok,cuya población estimada es de 50.000 personas.

Uganda alberga actualmente a más de 832.000 refugiados procedentes de Sudán del Sur. Cerca de 192.000 de ellos han llegado en este 2017, con un promedio de 2.000 huyendo cada día de la inseguridad, la violencia y el hambre. Más del 62% de los recién llegados son niños.

En torno a 1,7 millones de refugiados han huido del país más joven del mundo. El brutal conflicto que atraviesa, agravado por la falta de alimentos, podría desplazar a muchos más hacia los países vecinos. Dentro de Sudán del Sur, alrededor de 1,9 millones de personas se encuentran desplazadas internamente, con una población total inferior a 12 millones.

Aunque el enfoque de Uganda en su trato a los refugiados se encuentra entre los más progresistas, promoviendo su autosuficiencia y la de sus anfitriones, la falta de fondos es crónica y continua afectando las ayudas. Las comunidades de acogida y las agencias humanitarias luchan para alimentar y proteger a los refugiados que llegan y proporcionarles servicios básicos. El suministro de agua potable segura para el consumo sigue siendo una prioridad urgente en las secas tierras del norte de Uganda, donde los refugiados están siendo ubicados..

ACNUR sigue apelando a la comunidad internacional para que preste apoyo urgente y masivo a los miles de refugiados de Sudán del Sur en Uganda, Sudán (380.000), Etiopía (356.000) y en otros países vecinos. De los 781, 8 millones de dólares que se solicitan para la emergencia en Sudán del Sur, solo se ha cubierto un 11%.


Comparte esta página con: