Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa “Situación límite”: se necesita ayuda urgente para refugiados de Sudán del Sur.

“Situación límite”: se necesita ayuda urgente para refugiados de Sudán del Sur. Imprimir

Refugiados sursudaneses hacen fila para obtener comida en un centro de recepción en Arua, en el norte de Uganda. (©ACNUR/UNHCR/David Azia).
Refugiados sursudaneses hacen fila para obtener comida en un centro de recepción en Arua, en el norte de Uganda. (©ACNUR/UNHCR/David Azia).
Declaración conjunta por parte del Gobierno de Uganda y ACNUR

GINEBRA, Suiza, 23 de marzo de 2017 – El gobierno de Uganda y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, apelaron hoy conjuntamente a la comunidad internacional para que proporcione apoyo urgente y a gran escala a los miles de refugiados que llegan cada día a Uganda huyendo del brutal conflicto en Sudán del Sur, y cuya situación se agrava por la escasez de comida.

Uganda acoge actualmente a más de 800.000 refugiados de Sudán del Sur. De este total, cerca de 572.000 son llegadas que se han producido desde el 8 de julio de 2016, en una búsqueda desesperada de seguridad. Las estimaciones apuntan a que, si los índices de llegada actuales se mantienen, se superará el millón de refugiados en la primera mitad de 2017. En lo que llevamos de año, más de 172.000 refugiados de Sudán del Sur han huido a Uganda, con un promedio de más de 2.800 llegadas diarias en marzo.

“Uganda ha continuado manteniendo las fronteras abiertas”, dijo el Honorable Ruhakana Rugunda, primer ministro de Uganda. “Pero este flujo masivo sin precedentes está sometiendo a una enorme presión nuestros servicios públicos e infraestructura local. Continuamos dando la bienvenida a nuestros vecinos en un momento de necesitad para ellos, pero necesitamos urgentemente que la comunidad internacional adopte medidas de apoyo, dado que la situación es cada vez más crítica”.

“Estamos al límite. Uganda no puede manejar sola la crisis de refugiados más grande de África”, explicó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi. “La ausencia de atención internacional sobre el sufrimiento de los sursudaneses está afectando a algunas de las personas en situación más vulnerable del mundo cuando necesitan de nuestra ayuda desesperadamente”.

Los bajos niveles de financiación –crónicos- de la emergencia han hecho que se alcance un punto en el que la ayuda más básica corre peligro. La capacidad de los centros de tránsito y recepción se ve sobrepasada con rapidez. Proveer a los refugiados de raciones adecuadas de comida, salud, educación y suficiente agua potable está planteando un reto considerable; una situación extrema que se ve agravada por el inicio de la temporada de fuertes lluvias. ACNUR necesita en estos momentos más de 250 millones de dólares para ayudar a los refugiados sursudaneses en Uganda a lo largo de 2017.

El enfoque de Uganda para tratar con los refugiados ha sido durante mucho tiempo uno de los más progresistas en el continente africano. Al recibir la condición de refugiado, estos reciben pequeñas parcelas de tierra en asentamientos integrados dentro de la comunidad local de acogida; un enfoque pionero que mejora la cohesión social y permite a los refugiados y a las comunidades de acogida vivir juntos pacíficamente. En la región central y suroeste de Uganda, la tierra para estos asentamientos la proporciona el Gobierno. En el norte de Uganda, donde están siendo acogidos la inmensa mayoría de los refugiados sursudaneses, la tierra ha sido donada por las comunidades de acogida, una sobresaliente muestra de generosidad hacia quienes huyen de la guerra y los conflictos.

Por ello, Uganda ha sido escogida como modelo por su pionero enfoque integral para la protección de los refugiados, complementando la respuesta humanitaria con acciones específicas de desarrollo que benefician tanto a los refugiados como a las comunidades que los reciben. Este enfoque fue adoptado como parte de la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes en la Asamblea General de Naciones Unidas del año pasado, y ahora está siendo empleado en otras crisis de desplazamiento -ofreciendo esperanza a millones de refugiados en todo el mundo. Sin embargo, ante la grave escasez de fondos y la emergencia de refugiados con el crecimiento más rápido del mundo, la capacidad de Uganda para desarrollar un modelo que permita a los refugiados prosperar corre el peligro de verse comprometida y con ello, el futuro del nuevo marco integral de respuesta.


Comparte esta página con: