Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR preocupado por los planes de Hungría de detener a todos los solicitantes de asilo

ACNUR preocupado por los planes de Hungría de detener a todos los solicitantes de asilo Imprimir

Un niño detenido junto a su madre por un periodo de 24 horas por la policía fronteriza de Hungría (© ACNUR/UNHCR/Kitty McKinsey)
Un niño detenido junto a su madre por un periodo de 24 horas por la policía fronteriza de Hungría (© ACNUR/UNHCR/Kitty McKinsey)
GINEBRA, Suiza, 7 de marzo de 2017 (ACNUR/UNHCR).- ACNUR muestra su profunda preocupación por la nueva ley que votada esta mañana en el Parlamento húngaro que prevé detención obligatoria para todos los solicitantes de asilo, incluidos muchos menores, durante todo el procedimiento de asilo.

En la práctica, esto significa que cada solicitante de asilo, incluidos niños, será detenido en contenedores industriales cercados por alambrada con púas en la frontera, durante largo periodos de tiempo.

Esta nueva ley viola las obligaciones de Hungría bajo las leyes internacionales y de la UE, y tendrá un terrible impacto físico y psicológico en hombres, mujeres y niños que ya han sufrido mucho.

ACNUR expresa seria preocupación por las barreras físicas que Hungría ha levantado ya, junto a obstáculos legislativos y legales, haciendo así casi imposible la entrada en el país para solicitantes de asilo, la solicitud del mismo o la recepción de protección internacional.

Bajo las leyes europeas y de la Unión Europea, la detención de refugiados y solicitantes de asilo solo puede justificarse en un número limitado de casos y únicamente cuando es necesario, razonable y proporcionado. Esto requiere que las autoridades consideren si existen medidas menos coercitivas o intrusivas para alcanzar sus objetivos según las circunstancias particulares de cada individuo. Las alternativas a la detención deben ser siempre consideradas como la primera opción a tomar. Fallar en esto supondría caer en detenciones arbitrarias.

Los niños nunca deberían ser detenidos bajo ninguna condición, ya que ello jamás se considera como la opción más idónea para ellos.


Comparte esta página con: