Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Los países más pobres albergan la mayor cantidad de desplazados forzosos

Los países más pobres albergan la mayor cantidad de desplazados forzosos Imprimir

Niños sirios en el valle de Bekaa, en un asentamiento informal en el Líbano (© ACNUR/UNHCR/Sam Tarling)
Niños sirios en el valle de Bekaa, en un asentamiento informal en el Líbano (© ACNUR/UNHCR/Sam Tarling)
GINEBRA, Suiza, 27 de febrero de 2017 (ACNUR/UNHCR) – Los conflictos, la persecución y la violencia desplazaron forzosamente a cerca de 3,2 millones de personas durante el primer semestre de 2016, en tanto que fueron los países de ingresos medios y bajos quienes jugaron un papel fundamental al brindarles refugio, según un reciente informe de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

En la primera mitad del año pasado, 1,7 millones de personas resultaron desplazadas forzosamente por primera vez dentro de sus propios países, mientras que 1,5 millones en la misma situación cruzaron una frontera internacional, de acuerdo a los datos del informe semestral de tendencias en 2016.

Mientras que el número de nuevos desplazados fue una tercera parte más reducido que en el mismo periodo de 2015 (con 5 millones), el total global continúa aumentando y las perspectivas de retorno de las personas desplazadas a sus hogares siguen siendo bajas por la intensificación de los conflictos.

Más de la mitad de los nuevos refugiados en la primera mitad de 2016 huían del conflicto en Siria. La mayoría de ellos llegó a países de la región: Turquía, Jordania, Líbano y Egipto. Otros grupos de refugiados importantes en número huyeron de Irak, Burundi, República Centroafricana (RCA), República Democrática del Congo (RDC), Eritrea, Somalia, Sudán y Sudán del Sur.

A pesar de ser de menor escala que la crisis en Siria, la emergencia de los refugiados en Sudán del Sur continúa creciendo y afectando a algunos de los países menos desarrollados del mundo, incluyendo Sudán, Uganda, Kenia, RDC, la RCA y Etiopía. A mediados de 2016 había un total de 854.200 refugiados procedentes de Sudán del Sur, una cifra que se ha multiplicado por ocho en tres años. Su número creció aún más durante el segundo semestre de 2016.

De entre todos los países, Turquía acogió a la mayor cantidad de refugiados, albergando a 2,8 millones a mediados de 2016. Le siguen Pakistán (1,6 millones), Líbano (1 millón), Irán (978.000), Etiopía (742.700), Jordania (691.800), Kenia (523.500), Uganda (512.600), Alemania (478.600) y Chad (386.100).

“Hoy en día nos enfrentamos a una crisis no tanto de números, sino de cooperación y solidaridad, especialmente debido a que los refugiados se quedan en los países vecinos a los suyos, destruidos por la guerra”, dijo el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. “Los principales contribuyentes que brindan un lugar seguro a las personas desplazadas en el mundo son las comunidades más pobres”.

Al comparar el número de refugiados con el tamaño de la población de un país o con su economía, el informe contextualiza con precisión la contribución de las naciones anfitrionas. Por ejemplo, en relación con el tamaño de sus poblaciones, el Líbano y Jordania acogen a un mayor número de refugiados, mientras que en términos de contexto económico, el mayor peso recae sobre Sudán del Sur y Chad.

De acuerdo con esta última categoría de medición, ocho de cada diez de los principales países que albergan a refugiados están en África; los dos restantes se encuentran en Oriente Medio. Líbano y Jordania se encuentran entre los diez principales países de acogida en todas las categorías: por cifra absoluta, cifra per cápita y contribución económica.

A mediados de 2016, los sirios continuaban siendo el mayor grupo de refugiados en el mundo, representando el 32% (5,3 de los 16,5 millones) del total global bajo el mandato de ACNUR.

Otro hallazgo clave del informe de ACNUR es que las solicitudes de reasentamiento aumentaron, lo que refleja un aumento de las plazas asignadas al programa por un grupo cada vez mayor de países. Más de 81.100 personas fueron reasentadas en 34 estados en la primera mitad de 2016; la cifra final anual supera las 160.000, siendo esta la cifra más alta en 20 años, más del doble del número de solicitudes de 2012.


Comparte esta página con: