Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Grecia: ACNUR y sus socios trabajan para mejorar condiciones de vida de solicitantes de asilo

Grecia: ACNUR y sus socios trabajan para mejorar condiciones de vida de solicitantes de asilo Imprimir

Personal de ACNUR organiza el traslado de 1.100 personas de origen yazidí (© ACNUR/UNHCR/Christos Tolis)
Personal de ACNUR organiza el traslado de 1.100 personas de origen yazidí (© ACNUR/UNHCR/Christos Tolis)
Con la llegada del invierno, la prioridad número uno de los actores humanitarios en Grecia sigue siendo mejorar las condiciones de vida de solicitantes de asilo e inmigrantes, aspecto que todavía supone un reto importante. Las personas que vivían en tiendas de campaña al aire libre han sido trasladadas a alojamientos alternativos y el programa de alojamiento de ACNUR, financiado por la Comisión Europea, ha proporcionado 20.000 plazas muy necesarias para refugiados y solicitantes de asilo.

GINEBRA, Suiza, 9 de diciembre de 2016 (ACNUR/UNHCR).- Sin embargo, aún quedan importantes desafíos, ya que muchas otras personas se encuentran en alojamientos deficientes que carecen de la protección adecuada frente a las inclemencias del invierno.

Las condiciones varían enormemente. Algunos campamentos están en un estado precario y carecen de servicios como la ayuda psicosocial, servicios sanitarios, interpretación o incluso condiciones de seguridad adecuadas. En los últimos meses, en un esfuerzo conjunto de las organizaciones humanitarias y las autoridades, bajo la coordinación del Ministerio griego de Política Migratoria, se ha logrado mejorar las condiciones de vida en la mayoría de los más de 40 campamentos oficiales, incluso mediante mejoras de las infraestructuras. ACNUR ha participado en las reformas y mantenimiento de 15 de estos asentamientos.

Además, en 8 asentamientos gestionados por el gobierno las personas que vivían en tiendas de campaña han sido trasladadas a viviendas prefabricadas proporcionadas por ACNUR. Hasta ahora, más de 2.600 personas han sido trasladadas a este tipo de viviendas y se espera que a finales de año esta cifra alcance las 4.000. ACNUR y las organizaciones no gubernamentales han estado trabajando para proteger a la gente del frío y la lluvia en todos los asentamientos, mediante la distribución de unos 200.000 sacos de dormir, mantas y ropa y otros artículos de invierno.

El programa de alojamiento de ACNUR, que ha alcanzado su objetivo de 20.000 plazas esta semana, proporciona vivienda a los candidatos al Mecanismo de Reubicación de Emergencia de la Unión Europea y a solicitantes de asilo considerados especialmente vulnerables. El programa, que comenzó en enero, apoya la respuesta del gobierno griego.

Familias yazidís en proceso de traslado (© ACNUR/UNHCR/Christos Tolis)
Familias yazidís en proceso de traslado (© ACNUR/UNHCR/Christos Tolis)
Aproximadamente el 58% del alojamiento se proporciona mediante pequeños apartamentos temporales gestionados por los socios de ACNUR y alrededor del 25% son habitaciones de hotel con tarifas especiales. Con una financiación principalmente procedente de la Unión Europea, el programa también aloja a solicitantes de asilo en edificios alquilados con este propósito, así como con familias griegas de acogida. Los beneficiarios de este programa también cuentan con ayuda psicosocial, apoyo legal y servicios de interpretación.

Muchos de los beneficiarios del programa están esperando a ser reubicados. Sin embargo, a 7 de diciembre, sólo 6.259 solicitantes de asilo han salido de Grecia en el marco del Mecanismo de Reubicación de la UE, lo que constituye menos del 10% de la cifra comprometida el pasado año de 66.400 personas reubicadas. Ésta es una respuesta inaceptable y pobre que provoca una incertidumbre innecesaria en los candidatos al programa de reubicación, afectando especialmente a los niños, incluso a los que no están acompañados, y que prolonga una situación humanitaria que Europa debería haber solucionado meses atrás. Al mismo tiempo, esta situación aumenta el riesgo de fomentar que las personas terminen recurriendo a redes de tráfico para desplazarse hacia otros países. ACNUR insta a los países europeos a hacer lo que deben hacer y a poner fin a esta situación sin mayor dilación.

Como el programa de alojamiento también beneficia a aquellos casos considerados especialmente vulnerables, se ha solicitado a ACNUR que traslade a las personas de los campamentos gestionados por el gobierno que no están acondicionados para el invierno. La semana pasada, 1.300 hombres, mujeres y niños fueron trasladados desde los campamentos en Petra Olimpo, en el norte de Grecia, y Malakasa, en la región de Ática, ambos muy azotados por fuertes vientos, a alojamientos del programa de ACNUR. A principios de otoño, unas 300 personas habían sido trasladadas de Kipselochori, en el centro de Grecia, y Tsepelovo, al oeste del país, ya que ambos campamentos no estaban preparados para el invierno y han sido cerrados durante la estación fría.

Los menores no acompañados o separados de sus familias son particularmente vulnerables a estos problemas en el sistema de alojamiento y protección en Grecia. ACNUR proporciona actualmente más de 600 plazas para menores no acompañados en alojamientos especializados donde reciben un asistencia y asesoramiento. De acuerdo con las cifras oficiales, 1.200 niñas y niños están acomodados ya en este tipo de alojamientos, mientras que otros 1.200 necesitan acceso urgente a un alojamiento apropiado.

Otro de los retos actuales es la continua masificación y las condiciones inadecuadas en los refugios oficiales, incluyendo los centros de recepción e identificación como es el caso de Moria o Vathy en las islas de Lesbos y Samos, respectivamente. El incremento de la tensión y de la violencia expone a las personas a mayores riesgos. ACNUR sigue insistiendo en que se dé prioridad a la búsqueda de un alojamiento alternativo. Esto es importante para aliviar las deplorables condiciones de vida en estos espacios y por ello ACNUR está dando su apoyo a los esfuerzos en esta materia, en coordinación con las autoridades.

Asimismo, para mejorar las condiciones de vida es esencial que se sigan llevando a cabo los traslados de las islas a la península con la asistencia de ACNUR, de aquellos solicitantes de asilo a los que se admita al procedimiento, en coordinación con la policía y el Servicio de Acogida griego. Durante los últimos dos meses, ACNUR ha identificado, informado y trasladado a unas 900 personas desde los masificados asentamientos de las islas, bajo su programa de alojamiento.

Por otra parte, ACNUR reitera que todos los solicitantes de asilo deberían tener sus peticiones completamente registradas y tramitadas en un plazo de tiempo adecuado y para ello, Grecia necesita un mayor apoyo por parte de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO).

****

Para más información sobre la crisis en el Mediterráneo y la situación en Grecia, visite el portal estadístico de ACNUR:

http://data.unhcr.org/mediterranean/regional.php


Comparte esta página con: