Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa ACNUR amplía asistencia de invierno para ayudar a 4,6 millones de personas en Siria, Irak y región

ACNUR amplía asistencia de invierno para ayudar a 4,6 millones de personas en Siria, Irak y región Imprimir

Con la llegada del invierno y la caída de las temperaturas en algunas zonas de Oriente Medio, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha empezado a distribuir asistencia vital a 4,6 millones de desplazados iraquíes y sirios con el objetivo de ayudarles a soportar las duras condiciones climatológicas.

GINEBRA, Suiza, 25 de noviembre de 2016 (ACNUR/UNHCR) - Cerca de 15 millones de desplazados iraquíes y sirios se enfrentan a un nuevo invierno lleno de dificultades e incertidumbre, lejos de sus hogares y de sus medios de vida. La ofensiva militar que está teniendo lugar en la ciudad de Mosul, en Irak, ha desplazado ya a decenas de miles de personas.

ACNUR pretende llegar a 3,2 millones de desplazados internos y refugiados sirios y a 1,4 millones de desplazados iraquíes en Siria e Irak, así como en Turquía, Jordania, Líbano y Egipto. En comparación, el año pasado un total de 3,2 millones de sirios e iraquíes desplazados recibieron ayuda para el invierno por parte de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El “Plan de Ayuda para el Invierno” para 2016-2017, que asciende a 335 millones de dólares, solo está financiado parcialmente. El grueso del déficit de 68 millones de dólares corresponde al plan para asistir a los desplazados en Irak, aspecto que es particularmente preocupante, ya que la ofensiva en Mosul ha generado un desplazamiento importante.

La ayuda de ACNUR incluye tanto asistencia económica en efectivo para aquellos que lo necesitan, como la distribución de artículos de primera necesidad para el invierno, tales como ropa, mantas, combustible para la calefacción y materiales aislantes, entre otros. También se está proporcionando soporte de ingeniería en los campamentos y asentamientos.

En términos generales, la ayuda se está centrando cada vez más en la asistencia económica en efectivo, que ofrece una mayor flexibilidad e independencia a los beneficiarios. A nivel regional, la mitad de los sirios desplazados a los que se destina de esta asistencia, es decir, 1,6 millones de sirios van a recibir alguna forma de ayuda en efectivo. En cuanto a los desplazados iraquíes, el 75 por ciento se beneficiará de este tipo de ayuda. La distribución de material para hacer frente al invierno ya está en marcha: en toda la región, ya se ha entregado 41 por ciento.

En Irak, se ha acelerado el reparto de artículos básicos para el invierno para 1,2 millones de desplazados iraquíes, incluidas las familias que se han visto desplazadas recientemente por la ofensiva sobre Mosul. Cerca de 178.000 refugiados sirios en Irak también se van a beneficiar de ello. El programa de ACNUR de asistencia para el invierno para los refugiados iraquíes apenas ha logrado el 50% de su financiación, por lo que aún hay un déficit de 62 millones de dólares.

En Siria, el reparto de materiales para el invierno empezó en septiembre, con el objetivo de llegar a más de 1,2 millones de desplazados internos y refugiados de distintas nacionalidades en el país, y con un presupuesto de 30 millones de dólares. Hasta ahora, se ha proporcionado ayuda a cerca de 800.000 personas en forma de ropa de invierno y materiales de cobijo. Se está dando prioridad a los nuevos desplazados, a las familias y a aquellos que viven en refugios precarios que no cumplen las condiciones mínimas y que se encuentran en zonas de difícil acceso.

En Jordania, ACNUR proporcionará ayuda para el invierno a más de 292.000 sirios vulnerables y a unos 30.000 refugiados iraquíes y de otras nacionalidades. Todos los refugiados sirios que viven en campamentos recibirán dinero en efectivo para hacer frente al mantenimiento de su vivienda, la compra de artículos no alimentarios y combustible.

En el Líbano, ACNUR tiene el objetivo de ayudar a 870.000 refugiados sirios y a 6.000 refugiados iraquíes. Por primera vez en Líbano, se está utilizando una nueva fórmula para identificar a los más necesitados. Se ofrecerá una asistencia estacional en efectivo por valor de 150 dólares para ayudar a las familias a hacer frente a sus necesidades durante invierno, ayuda a la que se suman 75 dólares para que aquellos que ya han recibido asistencia puedan hacer frente a los gastos adicionales que puedan derivarse del invierno.

En Turquía, ACNUR tiene el objetivo de apoyar a 540.000 sirios vulnerables y a 22.000 refugiados iraquíes que están viviendo tanto dentro como fuera de los campamentos. Quienes residen en los campamentos van a recibir ropa de abrigo, mientras que los refugiados urbanos podrán disponer de un pago único en efectivo mediante tarjetas de débito de entre 200 y 300 dólares por familia, que sustituye a los vales.

En Egipto, 86.500 refugiados van a recibir ayuda para el invierno, principalmente mediante asistencia económica en efectivo. Se está distribuyendo un pago puntual de 38 dólares por persona para aquellos que lo necesitan. En el caso de los refugiados sirios en regiones frías, la distribución se realiza a través de las oficinas de correos, mientras que para los refugiados iraquíes y de otras nacionalidades la ayuda en efectivo se va a proporcionar mediante tarjetas de débito.

Puede acceder a información detallada por países en “Plan de Ayuda para el Invierno de ACNUR 2016-17”.


Comparte esta página con: