Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR entrega más ayuda en Yemen y celebra el alto el fuego

ACNUR entrega más ayuda en Yemen y celebra el alto el fuego Imprimir

©ACNUR/UNHCR/Mohammed Al Hasani – Firial, de 8 años, ayuda a su padre Ali a recoger los artículos de ayuda durante una distribución de ACNUR en la escuela Al Hagri, en el distrito de Al Mudafar, en Taizz.
©ACNUR/UNHCR/Mohammed Al Hasani – Firial, de 8 años, ayuda a su padre Ali a recoger los artículos de ayuda durante una distribución de ACNUR en la escuela Al Hagri, en el distrito de Al Mudafar, en Taizz.

Las úlimas distribuciones de ayuda a 125.000 desplazados en Taizz son parte de la respuesta humanitaria que se está desarrollando desde marzo de 2015.

GINEBRA, Suiza, 21 de octubre de 2016 (ACNUR/UNHCR) – Más de 125.000 desplazados en Taizz, ciudad del sur de Yemen afectada por los combates, han recibido material humanitario de emergencia en el marco de un nuevo impulso de ayuda, ha dicho hoy ACNUR.

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha declarado que las últimas distribuciones de ayuda forman parte de la respuesta humanitaria que se lleva a cabo desde el inicio del conflicto, en marzo de 2015, y que no está vinculada con el alto el fuego acordado a principios de esta semana.

Sin embargo, el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards ha dicho hoy en una rueda de prensa en Ginebra que “el acceso ha sido a menudo difícil, por lo que ACNUR celebra el alto el fuego acordado esta semana. La posibilidad de poder ofrecer asistencia a las personas en necesidad que se encuentran en zonas de difícil acceso y afectadas por el conflicto resulta particularmente importante”.

“Esperamos que el alto el fuego dure y conduzca a que se reanuden las conversaciones de paz, abriendo así la vía a poder entregar más ayuda a los civiles afectados por el conflicto”.

Adrian Edwards indicó que, en el marco del actual esfuerzo para ofrecer asistencia, ACNUR tiene previsto llevar ayuda a más de 125.000 personas. Ya este mes, y antes del alto el fuego, ACNUR había ayudado a unas 12.309 personas (en las gobernaciones de Al Hudaydah, Amanat Al Asimah, Amran, Hajjah, Sa’ada y Sana’a).

“Otros 21 convoyes están de camino o se están preparando para ser enviados a Taizz, así como a otras cinco gobernaciones (Ibb, Amanat Al Asimah, Amran, Hajjah y Al Hudaydah). Estas áreas acogen al 65 por ciento (1,42 millones de personas) de los 2,21 millones de personas desplazadas por el conflicto en Yemen”, detalló Edwards.

ACNUR está proporcionando ayuda no alimentaria, como lonas plásticas aislantes, sacos de dormir, mantas, utensilios de cocina y bidones, paquetes con productos de higiene y equipos de saneamiento. Además, los paquetes para reparación de refugios beneficiarán a unas 25.760 personas.

La mayor parte de esta ayuda se ha preposicionado en los almacenes que ACNUR tiene en las gobernaciones de Sana’a y Al Hudaydah o se ha enviado al puerto de Al Hudaydah a través de entregas recientes, alcanzando un total de 1.475 toneladas.

Todos estos esfuerzos de preposicionamiento y de distribución de materiales llegan tras semanas de preparación para el movimiento de los convoyes. ACNUR ha estado abogando con las partes implicadas en el conflicto para que permitan acceso humanitario regular, sostenido y sin trabas a aquellos que más lo necesitan.

Las operaciones humanitarias en Yemen se siguen viendo obstaculizadas por el conflicto que ha dejado a 21,2 millones de personas (más del 80 por ciento de la población) en necesidad de ayuda. Una gran parte de las infraestructuras vitales han sido destruidas y la situación económica ha resultado duramente castigada. En este contexto, las necesidades claves para los yemeníes desplazados son el cobijo, junto con los alimentos y el agua potable.

“La mayoría de las personas desplazadas, cerca de un 62 por ciento, están siendo acogidas por comunidades locales que ya no dan más de sí, mientras que otros han encontrado cobijo en alojamientos alquilados o en instalaciones improvisadas, incluyendo edificios públicos o abandonados y asentamientos informales, en los que corren el riesgo de resultar heridos y en los que cuentan con muy poca o ninguna protección”, ha añadido Adrian Edwards.

El devastador conflicto en Yemen ha dejado a más de 2,2 millones de personas desplazadas internamente y ha obligado a cerca de 180.500 personas a huir a otros países de la región. A su vez, hay 278.034 refugiados y solicitantes de asilo registrados en Yemen, que provienen principalmente de Somalia y Etiopía.

Por Jonathan Clayton.


Comparte esta página con: