Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Una refugiada siria porta la antorcha olímpica en Brasilia

Una refugiada siria porta la antorcha olímpica en Brasilia Imprimir

© ACNUR/UNHCR/ G.Morale. La refugiada siria Hanan Daqqah llevando la antorcha olímpica en Brasilia.
© ACNUR/UNHCR/ G.Morale. La refugiada siria Hanan Daqqah llevando la antorcha olímpica en Brasilia.
BRASILIA, Brasil, 3 de mayo de 2016 (ACNUR/UNHCR) – Rodeada por brasileños alegres y animados, la refugiada siria de 12 años Hanan Daqqah levantó hoy la llama olímpica y la llevó durante unos 200 metros por la Explanada de los Ministerios, en Brasilia, la capital federal de Brasil, en el primer tramo del relevo que recorrerá el país anfitrión de los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en agosto.

Con este gesto simbólico se manifestó la solidaridad con las personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo, en un momento en el cual aproximadamente 60 millones de personas, tal como la misma Hanan, se vieron obligadas a dejar sus hogares por causa de la guerra y la persecución.
Fue un momento de gran alegría para esta joven que, junto a su familia, se vio obligada a abandonar su casa en Idlib , en el noreste de Siria, para buscar la seguridad y rehacer su vida al otro lado del mundo, en Brasil, gracias a un programa especial de visados que ofrece a los sirios la oportunidad de retomar sus vidas.

Hanan, que es estudiante de secundaria en un colegio de São Paulo, corrió con la antorcha olímpica por la Explanada de los Ministerios, mientras una multitud animada cantaba, interactuaba y sacaba fotografías. Centenares de funcionarios públicos que trabajan en los edificios gubernamentales bajaron a la calle para ver de cerca este momento tan especial.

“Lo más importante del deporte es divertirse y hacer nuevos amigos”, contaba Hanan. “Cuando lleve la antorcha olímpica, el mundo entero sabrá que los refugiados somos personas reales y que podemos hacer cosas positivas”, añadió.
La llama olímpica llegó hoy a Brasil y pasará por 300 ciudades en su recorrido rumbo a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos en el estadio Maracaná, en Río de Janeiro, donde se prenderá el pebetero olímpico.

Hanan fue seleccionada para portar la antorcha olímpica en el primer tramo de su recorrido por Brasil por el Comité organizador de Río 2016, a partir de una sugerencia enviada por la oficina en Brasil de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Ella es la segunda persona refugiada en portar la antorcha olímpica. Su compatriota Ibrahim Al-Hussain llevó la antorcha la semana pasada en un centro de acogida para refugiados en Atenas, Grecia.

Hanan, su padre Khaled, su madre Yusra, su hermano Mostafá y su hermanita Yara llegaron a Brasil con otros parientes hace un año, tras haber vivido durante dos años en el campamento de refugiados de Zaatari, en Jordania.

Su familia fue beneficiaria de un programa brasileño dirigido a los supervivientes de la guerra en Siria, el cual les permitió viajar a Brasil gracias a un procedimiento de visado simplificado. Hasta la fecha, las autoridades brasileñas han emitido 8.000 visados de este tipo.

Con un portugués fluido, Hanan asiste a clase en un colegio en São Paulo y ya tiene muchos amigos brasileños. Está ayudando a su familia a adaptarse al país, que su padre define como el lugar que le permitió “volver a ser humano”.

Durante el relevo de la antorcha olímpica de hoy, en la Explanada de los Ministerios de Brasilia, Hanan estuvo acompañada por varios medallistas olímpicos brasileños, como la jugadora de vóley Paula Pequeno, el maratonista Vanderlei Cordeiro de Lima, además del ex campeón mundial de surf Gabriel Media. “Hoy no me siento como una refugiada. Llevando la antorcha me siento como una brasileña más”, dijo Hanan.

Hanan aprovechó la oportunidad para agradecer a Brasil y a los brasileños por haber recibido a su familia y declaró que espera que su participación en el relevo de la antorcha “envíe un mensaje por un mundo sin guerras y con más amigos”.

Este año, por primera vez, un equipo de atletas refugiados competirá bajo la bandera olímpica. Los miembros del equipo serán anunciados a principios de junio.
La semana pasada, la llama olímpica hizo una parada simbólica en Suiza, antes de llegar a Brasil. El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, aprovechó la ocasión para rendir homenaje a los atletas refugiados.

“Mi enhorabuena a todo el equipo de refugiados, a quienes saludo con todas mis fuerzas. El equipo ofrece a talentosos atletas que fueron forzados a huir de sus casas la oportunidad de conquistar una medalla de oro”, declaró Ban Ki-moon. “El mundo verá a los refugiados como merecen ser vistos: como personas talentosas, fuertes e inspiradoras. Ganen o pierdan, serán los campeones del espíritu olímpico”, añadió.

El conflicto en Siria es el principal causante de la actual crisis mundial de refugiados. Más de 4,8 millones de sirios se vieron obligados a buscar protección en países vecinos y muchos otros, como Hanan, buscaron seguridad en lugares aún más lejanos.

Ayúdanos a lograr que personas como tú y como yo tengan un futuro a salvo: entra en www.conlosrefugiados.org, firma y difunde.


Comparte esta página con: