Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR expresa su preocupación sobre el plan de acción UE-Turquía

ACNUR expresa su preocupación sobre el plan de acción UE-Turquía Imprimir

©ACNUR/UNHCR/I. Prickett. Refugiados esperan a montar en autobuses después de cruzar la frontera de Siria a Turquía huyendo de los combates en las proximidades de la ciudad de Kobani, en septiembre de 2014.
©ACNUR/UNHCR/I. Prickett. Refugiados esperan a montar en autobuses después de cruzar la frontera de Siria a Turquía huyendo de los combates en las proximidades de la ciudad de Kobani, en septiembre de 2014.
GINEBRA, Suiza, 8 de marzo de 2016 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados se ha distanciado hoy del proyecto de plan de acción conjunto UE-Turquía para resolver la crisis de refugiados en Europa, declarando estar preocupada acerca de algunos aspectos de la propuesta, aunque aún no está al corrientede todos los detalles.

Mi primera reacción es una profunda preocupación acerca de cualquier acuerdo que implique una devolución generalizada de personas de un país a otro sin explicar detalladamente las garantías en materia de protección de los refugiados conforme a las obligaciones internacionales”, manifestó el martes Filippo Grandi, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Grandi, durante una intervención ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo con motivo del Día Internacional de la Mujer, enfatizó que las salvaguardias jurídicas tendrían que presidir cualquier mecanismo bajo el cual fuese transferida la responsabilidad para evaluar una solicitud de asilo.

Un solicitante de asilo solo debe ser devuelto a un tercer Estado si la responsabilidad para evaluar en profundidad la solicitud de asilo concreta es asumida por el tercer país; si el solicitante de asilo va a ser protegido frente al refoulement (devolución de una persona a un lugar donde su libertad, su vida o su integridad física pudiera correr peligro); y si la persona podrá presentar una solicitud de asilo y, si es reconocido como refugiado, podrá tener acceso a la protección internacional de acuerdo con los estándares internacionales, contando con un acceso pleno y efectivo a educación, trabajo, atención sanitaria y, en caso necesario, asistencia social”, declaró Grandi.

Con anterioridad, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, había expresado su preocupación sobre el acuerdo, pero mostró su satisfacción ante la contribución económica de la UE para apoyar a Turquía, y a las comunidades de refugiados en el país.

Turquía, que acoge a cerca de 3 millones de refugiados, ha hecho enormes contribuciones desde hace años. Recientemente, este país adoptó una reglamentación de las condiciones de trabajo para los refugiados sirios. Sin embargo, a la luz de la enorme magnitud de la tarea, Turquía aún tiene dificultades para cubrir todas las necesidades básicas de la creciente población siria”, explicó William Spindler, portavoz de ACNUR para Europa, durante una rueda de prensa en Ginebra.

Spindler declaró que también tendría que tener lugar una identificación previa a la salida para detectar los casos de alto riesgo que podrían no ser apropiados para su devolución, incluso si se cumplen las condiciones anteriores, añadiendo que “los detalles de todas estas garantías deben ser clarificados antes de la próxima reunión del Consejo de la UE el próximo 17 de marzo”.

En relación al reasentamiento, ACNUR dijo dar la bienvenida a cualquier iniciativa que promueva las vías legales de admisión para refugiados a terceros países en números significativos desde todos los países vecinos de la región –no solo desde Turquía, y no solo refugiados sirios-.

No obstante, Spindler señaló que “los compromisos de Europa en materia de reasentamiento permanecen muy por debajo de las necesidades (por ejemplo, 20.000 plazas en dos años y de forma voluntaria)”.

Vincent Cochetel, el Coordinador Regional de ACNUR para la Crisis de Refugiados en Europa, sumó su voz a los que mostraron su preocupación acerca del borrador del plan UE-Turquía.

La expulsión colectiva de extranjeros está prohibida en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos”, declaró Cochetel respondiendo a preguntas en rueda de prensa.

Un acuerdo que fuese equivalente a la devolución generalizada a un tercer país no es compatible ni con la legislación europea, ni con el derecho internacional”, manifestó.

Para leer la nota de prensa que expone la reacción de ACNUR a la Declaración hecha por los Jefes de Estado de la Unión Europea y Turquía, pulsa aquí.


Comparte esta página con: