Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Los donantes prometen más de 6.000 millones de dólares para los refugiados sirios

Los donantes prometen más de 6.000 millones de dólares para los refugiados sirios Imprimir

©ACNUR/UNHCR. El Alto Comisionado Filippo Grandi, se dirige a los participantes en la Conferencia de Londres.
©ACNUR/UNHCR. El Alto Comisionado Filippo Grandi, se dirige a los participantes en la Conferencia de Londres.
LONDRES, Reino Unido, 4 de febrero de 2016 (ACNUR/UNHCR) – Los donantes y los países de acogida recaudaron hoy más de 6.000 millones de dólares y se comprometieron a continuar brindando apoyo, protección y oportunidades a los más de 22,5 millones de personas en necesidad de asistencia humanitaria, tanto en el interior de Siria como en la región, en 2016. Adicionalmente, comprometieron más de 5.000 millones de dólares para programas humanitarios y de desarrollo hasta el 2020.

Organizada conjuntamente por Reino Unido, Alemania, Noruega, Kuwait y las Naciones Unidas, la conferencia de donantes movilizó un número sin precedentes de nuevas contribuciones para las necesidades humanitarias y de desarrollo de los sirios y las comunidades vecinas que los acogen desde el 2011. Cinco años de brutal guerra civil en Siria han forzado a la mitad de la población siria a abandonar sus hogares, con más de 4,5 millones que se han convertido en refugiados, principalmente en Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto.

Si bien la conferencia se centró en las necesidades humanitarias en la región, estos dos días en Londres resaltaron con fuerza la urgencia de poner fin al conflicto sirio y encontrar una solución política.

En su discurso de apertura, el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon exhortó a los presentes a cambiar la narrativa sobre la crisis en Siria. “Con nuestra solidaridad y generosidad, podemos dar esperanzas reales a las personas de Siria”, señaló. El Secretario General subrayó además la necesidad de un cambio de enfoque y de asumir compromisos plurianuales.

Los países europeos realizaron compromisos particularmente firmes en favor del apoyo a los refugiados sirios y sus vecinos. La canciller de Alemania, Angela Merkel indicó la importancia de “demostrar que este puede ser un día de esperanza”, en tanto que su Gobierno prometió 1.300 millones de dólares tan solo para 2016, el mayor compromiso de la conferencia, y anunció un paquete de ayuda similar para 2017 destinado a ayudar con alimentos, cobijo, educación, financiación y creación de empleos para los refugiados sirios y las comunidades que los acogen.

Haciéndose eco del sentimiento expresado por Merkel y anunciando un paquete de ayuda de 278 millones de dólares para 2016, la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, instó a brindar una atención especial a las necesidades de las mujeres y niñas sirias.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, subrayó que este es el momento para adoptar enfoques visionarios y novedosos para paliar el sufrimiento de la población siria y crear oportunidades, inversiones y trabajos para los refugiados sirios y los países de acogida, añadiendo que el Reino Unido duplicaría su contribución de ayuda para 2016 alcanzando más de 730 millones de dólares, para poder atajar las necesidades humanitarias y de desarrollo más inmediatas.

Otro compromiso importante fue el realizado por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que prometió 1.200 millones de dólares en nombre de la Unión Europea para las necesidades de 2016 y un compromiso plurianual de 1.390 millones.

Estados Unidos, representado por el secretario de Estado, John Kerry, prácticamente también duplicó su contribución del año pasado y comprometió 925 millones de dólares.

Kuwait, que ha apoyado de manera sostenida la financiación para las necesidades humanitarias en la región y que fue anfitrión de las tres conferencias previas para Siria, contribuyó nuevamente con generosidad al prometer 100 millones de dólares para 2016 y otros 200 millones en ayuda plurianual. Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí garantizaron 137 millones y 200 millones, respectivamente.

Los líderes de Jordania, Líbano y Turquía (el Rey Abdalá II y los primeros ministros Tammam Salam y Ahmet Davutoglu) hablaron con vehemencia sobre el sufrimiento de más de 4,5 millones de refugiados sirios en sus países y los desafíos humanitarios, económicos y sociales a los que han hecho frente sus países durante los últimos cinco años.

Preocupados por el impacto del conflicto en la vecina Siria y la seguridad y el bienestar tanto de sus ciudadanos como de los refugiados sirios en sus países, instaron a una pronta implementación de las promesas de ayuda. Subrayaron además la susceptibilidad de pasar de la entrega de ayuda a los refugiados sirios a su autosuficiencia, a través de la educación, las inversiones y la creación de empleos, ya que estas deben igualmente mejorar y promover los medios de vida de las comunidades que aceptaron a un número de refugiados sin precedentes.

Durante su intervención en la Conferencia de Londres sobre Siria, Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, hizo un llamamiento para un aumento significativo en los compromisos financieros para ayudar a los refugiados sirios, que cada vez son más vulnerables, en la medida que continúa la guerra en Siria.

Agradeciendo a los donantes que han entregado más de 7.000 millones de dólares desde 2012 en sucesivas conferencias, Grandi destacó que “se necesita un aumento significativo de los compromisos de financiamiento para permitir la tan necesaria estabilidad, así como oportunidades y esperanza” a los refugiados y a los países que los acogen, un 10 por ciento de los cuales se calcula que son especialmente vulnerables.

Queremos garantizar que los derechos de los refugiados sean respetados en todas partes y que ellos tengan acceso a cobijo, comida y atención sanitaria. Esto debe continuar. Pero también queremos crear oportunidades de educación y medios de vida. Esto es lo que los refugiados desean desesperadamente”, dijo Grandi a los líderes mundiales que asistieron a la conferencia.

Los déficits de financiación en el pasado han supuesto déficits en nuestra capacidad de respuesta. Ha dejado a demasiadas comunidades de acogida sobrepasadas. Demasiados refugiados con necesidades urgentes se han quedado sin ayuda y mientras hablamos, muchos se están desplazando hacia las costas de Europa”, añadió.
Grandi, que definió como visionaria la conferencia, señaló que además preparará a los refugiados para su eventual retorno a Siria, lo que indicó era de “vital importancia”.

Hasta el momento, las partes en conflicto han eludido una y otra vez su responsabilidad para poner fin a la guerra. Esto es trágico. Mientras continúen los esfuerzos para alcanzar la paz, no debemos fallar en nuestra responsabilidad de ayudar y proteger a las víctimas. Hoy tenemos esa oportunidad”.

ACNUR está organizando para el 30 de marzo una reunión de alto nivel en Ginebra sobre reasentamiento y otras alternativas legales para los refugiados sirios. Grandi invitó a todos los Gobiernos presentes en la conferencia de Londres a apoyar el evento.

Clausurando el evento, el Secretario General de la ONU definió la conferencia como un “gran éxito”.

"Nunca en su historia la ONU había recaudado tanto en un solo día y para una sola causa”, señaló el Secretario General, agradeciendo a todos los participantes su esfuerzo, en particular a los países que acogen a refugiados sirios y a los organizadores de la conferencia.

Por Andrej Mahecic en Londres, Reino Unido.


Comparte esta página con: