Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa La ayuda de ACNUR llega a pueblo sirio sitiado desde hace tres años

La ayuda de ACNUR llega a pueblo sirio sitiado desde hace tres años Imprimir

© MLRAS. Habitantes de Al-Mleiha, una localidad sitiada en Siria, reciben ayuda humanitaria.
© MLRAS. Habitantes de Al-Mleiha, una localidad sitiada en Siria, reciben ayuda humanitaria.

DAMASCO, Siria, 2 de febrero de 2016 (ACNUR/ UNHCR) – Conjuntamente con la Media Luna Roja Árabe Siria (MLRAS), ACNUR ha entregado ayuda humanitaria esencial en una localidad rural cercana a Damasco, que ha estado sitiada por los combates desde hace tres años, dejando atrapados a miles de habitantes aislados y en terribles condiciones, sin agua potable ni combustible para calentarse.

Cerca de 26.000 personas viven actualmente en Al-Mleiha, un pequeño pueblo en las afueras de Damasco, junto a una carretera estratégica que lleva al aeropuerto de Damasco. Esta localidad ha permanecido en gran parte aislada a causa de los combates que se durante los últimos tres años.

La última entrega de ayuda humanitaria de la ONU en esta zona tuvo lugar a principios de 2013. Sin embargo, de manera ocasional se ha autorizado la entrega de limitados suministros de alimentos y otros productos básicos en zonas en disputa en el este de la localidad.

El domingo, un convoy de la MLRAS entregó ayuda no alimentaria a más de 1.300 personas que viven en la zona de seguridad en los alrededores de Al-Mleiha, además de paquetes de alimentos proporcionados por otras agencias humanitarias. Los voluntarios informaron de las precarias condiciones de vida en las zonas visitadas, donde las familias estaban viviendo en casas destrozadas, quemando plásticos para mantenerse abrigadas.

Nos pedían más lonas de plástico y mantas, ya que no tienen ningún otro medio para calentar sus hogares. Muchas casas han sido destruidas y muchas familias están compartiendo sus casas con familiares y vecinos. Nos dijeron que solían quemar material de desecho para procurarse un poco de calor”, explicaba un voluntario.

La MLRAS también informó de que la red de agua potable local había resultado dañada durante los combates, dejando “a las personas dependiendo de pozos excavados manualmente, extrayendo agua que no siempre es potable”. El voluntario añadió que el sistema de alcantarillado de la ciudad está “completamente dañado debido a los combates y la falta de mantenimiento”.

Alrededor de 50.000 personas vivían en Al-Mleiha antes de la actual crisis, pero muchas han buscado protección en ciudades y pueblos vecinos. Se estima que actualmente viven en la localidad unas 26.000 personas, según informes de la ONU, de las cuales 10.000 son desplazadas internas.

Las personas que residen en las zonas de seguridad donde llegó el convoy con ayuda, viven principalmente en granjas que carecen de la infraestructura básica y esencial. Dos de las tres escuelas de la zona han sido destruidas y la tercera no es operativa según la MLRAS.

La asistencia de ACNUR para Al-Mleiha incluye paquetes de higiene, lonas de plástico, colchonetas, utensilios de cocina y mantas, además de paquetes de alimentos proporcionados por el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Estos artículos son un apoyo fundamental para los residentes de Al-Mleiha, ya que les ayuda a reforzar sus alojamientos y les proporcionan calor en esta estación fría”, dijo el trabajador de ACNUR, Pablo Vizcaíno.

La distribución de ayuda humanitaria a los residentes locales continuará periódicamente de acuerdo con la MLRAS. La Agencia de la ONU para los Refugiados, por su parte, mantiene su compromiso de brindar ayuda humanitaria a todas las personas en necesidad en Siria, donde se ha estado librando un conflicto desde hace cinco años.

ACNUR se ha comprometido a prestar asistencia humanitaria a todas las personas necesitadas en todo Siria”, dijo el representante de ACNUR en Siria, Sajjad Malik. El reciente acceso a Al-Mleiha “aumenta las esperanzas para próximas entregas periódicas de asistencia humanitaria a las personas vulnerables en Al-Mleiha y otras localidades sitiadas y de difícil de acceso”.

A medida que la crisis en Siria se acerca a su sexto año, más de 4,5 millones de personas aún viven en áreas de difícil acceso en el país, incluyendo a 400.000 personas en 15 localidades sitiadas que no tienen acceso a la ayuda humanitaria que necesitan desesperadamente.

En 2015, ACNUR ayudó a 3.213.275 personas proporcionándoles materiales de primera necesidad como mantas, ropa de invierno, bidones, artículos para el hogar y pañales.

Por Qusai Alazroni en Damasco, Siria.


Comparte esta página con: