Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR confirma el aumento a nivel mundial del desplazamiento forzado en la primera mitad del 2015

ACNUR confirma el aumento a nivel mundial del desplazamiento forzado en la primera mitad del 2015 Imprimir

Los refugiados de la República Centroafricana en el asentamiento de Timangolo, Camerún, hacen cola para recibir alimentos. ACNUR/UNHCR
Los refugiados de la República Centroafricana en el asentamiento de Timangolo, Camerún, hacen cola para recibir alimentos. ACNUR/UNHCR
GINEBRA, Suiza, 18 de diciembre de 2015 (ACNUR/UNHCR) - ACNUR advirtió en un nuevo informe publicado hoy que, con casi un millón de personas que han cruzado el Mediterráneo como refugiados e inmigrantes en lo que va de año, y mientras los conflictos en Siria y en el resto del mundo continúan provocando enormes niveles de sufrimiento, es probable que el 2015 vuelva a superar todos los records anteriores de desplazamiento forzado mundial.

El informe de ACNUR “Tendencias globales del primer semestre de 2015”, que abarca el período que va de enero a finales de junio, y que analiza los desplazamientos globales como consecuencia de los conflictos y la persecución, muestra marcadores en la línea roja, en cada una de las tres principales categorías de desplazamiento - refugiados, solicitantes de asilo, y personas forzadas a huir dentro de sus propios países.

El total mundial de refugiados, que hace un año era de 19,5 millones, a mediados de 2015 había superado el umbral de los 20 millones (20,2 millones) por primera vez desde 1992. Por otra parte, las solicitudes de asilo aumentaron un 78 por ciento (993.600) respecto al mismo período en 2014 y el número de personas desplazadas dentro de sus países se incrementaron en casi 2 millones hasta casi 34 millones. Teniendo en cuenta que el informe solo contabiliza a los desplazados internos protegidos por ACNUR (el total global, incluyendo tanto a las personas que están dentro como fuera de la protección de ACNUR, solo estaría disponible a mediados de 2016), 2015 va camino de ver cómo los desplazamientos forzados de todo el mundo superan los 60 millones por primera vez en la historia. Actualmente, una de cada 122 personas en el mundo es una persona que se ha visto forzada a huir de su hogar.

El Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, declaró: "El desplazamiento forzado está afectando profundamente a nuestros tiempos. Afecta a las vidas de millones de nuestros semejantes, tanto a aquellos obligados a huir como a los que les proporcionan refugio y protección. Nunca ha habido una mayor necesidad de tolerancia, comprensión y solidaridad con las personas que lo han perdido todo”.

Más allá de las cifras, el informe muestra indicadores preocupantes en varios aspectos clave. La tasa de retorno voluntario, que es un indicador de la cantidad de refugiados que pueden regresar a sus hogares en condiciones de seguridad y también el estado global de los conflictos, se encuentra en su nivel más bajo desde hace más de tres décadas (solo 84.000 personas en comparación con 107.000 en el mismo período hace un año). De hecho, si alguien se convierte en refugiado hoy, sus posibilidades de volver a sus países son más bajas que en cualquier otro momento en más de 30 años.

Las cifras de refugiados también han aumentado bruscamente: unas 839.000 personas en tan solo seis meses, lo que equivale a un promedio de casi 4.600 personas forzadas a huir de sus países cada día. La guerra de Siria sigue siendo el mayor generador de todo el mundo, tanto de nuevos refugiados como de desplazamientos duraderos masivos internos y externos. Sin embargo, el informe señala que, incluso con la guerra de Siria fuera de los cálculos, la tendencia subyacente sigue siendo de un aumento del desplazamiento a nivel mundial.

Una de las consecuencias de que un mayor número de refugiados estén atrapados en el exilio es que la presión sobre los países que los acogen también aumenta -algo que si no se gestiona, puede acrecentar el resentimiento y llevar a la politización de los refugiados-. A pesar de estos riesgos, el primer semestre de 2015 se caracterizó también por la extraordinaria generosidad: en términos absolutos, y considerando a los refugiados que están bajo el mandato de ACNUR (los palestinos están bajo el mandato de nuestra organización hermana UNRWA), a 30 de junio Turquía es el mayor país de acogida del mundo con 1,84 millones de refugiados en su territorio. Por su parte, Líbano es el país que más refugiados acoge en relación al tamaño de su población, con 209 refugiados por cada 1000 habitantes. Asimismo, Etiopía es el que más gasta en relación al tamaño de su economía con 469 refugiados por cada dólar de PIB (per cápita, al PPP). En general, la mayor parte de la responsabilidad global para acoger a los refugiados continúa siendo realizada por los países inmediatamente contiguos a las zonas de conflicto, muchos de ellos en vías de desarrollo.

La afluencia de personas que llegan en barco a través del Mediterráneo a Europa queda reflejada parcialmente en el informe, principalmente debido a que las llegadas se han intensificado en la segunda mitad de 2015 y fuera del período comprendido por el informe. No obstante, en los primeros seis meses de 2015 Alemania fue el mayor receptor mundial de nuevas solicitudes de asilo - 159.000, casi la misma cantidad que en todo el 2014. El segundo mayor receptor fue la Federación Rusa con 100.000 solicitudes, sobre todo de las personas que huyen del conflicto en Ucrania.


Comparte esta página con: