Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa El primer grupo de solicitantes de asilo es reubicado en Luxemburgo desde Grecia

El primer grupo de solicitantes de asilo es reubicado en Luxemburgo desde Grecia Imprimir

©UNHCR/ACNUR/ Y. Kyvernitis/ Solicitantes de asilo embarcan en el vuelo de Atenas a Luxemburgo
©UNHCR/ACNUR/ Y. Kyvernitis/ Solicitantes de asilo embarcan en el vuelo de Atenas a Luxemburgo

ATENAS, Grecia, 4 de noviembre 2015 (ACNUR/UNHCR) – Al despuntar el alba, 30 solicitantes de asilo originarios de Siria e Irak se congregaban en la puerta de salidas del Aeropuerto Internacional de Atenas con rumbo a una nueva vida en un nuevo país.

El ambiente rebosaba expectación. Algunos de ellos apenas podían contener su entusiasmo, otros sin embargo se mostraban un poco más reservados. Los niños aún estabas adormilados, pero tranquilos y sonrientes. Entre abrazos y despedidas, se tomaron las últimas fotos y los refugiados se dirigieron a la puerta de embarque para dejar atrás los años de guerra y adversidades.

Mi familia y yo tuvimos suerte de sobrevivir al viaje mortal en barco de Turquía a Lesbos”, decía un padre sirio mientras agarraba con fuerza las tarjetas de embarque de su familia. Se estaba refiriendo al peligroso viaje a bordo de barcos de traficantes desde Turquía a las islas griegas que ya han realizado más de 600.000 personas en lo que llevamos de año. “Ahora nos estamos preparando para un viaje hacia la esperanza”.

El grupo, compuesto por seis familias con un total de 19 niños, ha sido el primero en ser reubicado desde Grecia a Luxemburgo en el marco de un programa de la Unión Europea que prevé eventualmente el traslado de al menos 160.000 personas desde Grecia e Italia hacia varios países de la UE participantes.

La primera partida desde Grecia ha sido un esfuerzo cooperativo liderado por las autoridades nacionales en Grecia y Luxemburgo, con el apoyo de las agencias europeas, organizaciones internacionales, incluyendo a ACNUR, y otros socios.

Este programa de reubicación, aunque modesto en comparación con las necesidades actuales, representa un importante primer paso de cara a lograr un enfoque integral de la gestión de los flujos de refugiados hacia Europa, basado en los principios de solidaridad y responsabilidad compartida”, declaró Vincent Cochetel, Director de la Oficina para Europa de ACNUR. “Esperamos que esta primera reubicación desde Grecia marque el comienzo de más traslados de refugiados dentro de la UE de una manera organizada, segura y ordenada”, añadió Cochetel.

El día antes de partir, todas las familias que forman parte de esta primera reubicación expresaron su alivio al poder finalmente alcanzar la seguridad y vislumbrar nuevas esperanzas en el horizonte. Estas familias se entrevistaron con ACNUR en un centro de acogida temporal situado en Elaionas, Atenas

Después de todo por lo que mi familia y yo hemos pasado, ésta es la primera vez que me siento tranquilo y lleno de esperanza de cara al futuro”, contaba un padre sirio con tres hijos. “Quiero que mis hijos reciban una buena educación. Todos ellos son muy inteligentes y tanto mi esposa como yo estábamos muy tristes de que no hubieran podido ir al colegio durante los últimos cuatro años. Además, me siento muy afortunado por no haber tenido que hacer el peligroso y largo viaje a través de los Balcanes”.

ACNUR ha pedido de manera repetida a los países europeos que abran más vías legales para los refugiados, de manera que no tengan que verse obligados a recurrir a traficantes y redes de trata de personas. Entre estas vías se incluye ampliar los programas de reunificación familiar y las plazas de reasentamiento; programas de acceso por motivos humanitarios, así como de concesiones de visados para estudiantes y trabajadores.

A las familias refugiadas que se encuentran ahora de camino a Luxemburgo les llevará algún tiempo recuperarse de la pesadilla que han sufrido.

Realmente no se le podía llamar vida a lo que teníamos allí”, contaba una madre siria con cinco hijos. “Tenías que asesinar o ser asesinado. La vida humana allí no tiene ningún valor. Mis hijos aún no han podido olvidar el sonido de las bombas. Se despiertan durante la noche, sólo tienen imágenes de guerra en su cabeza”.

Cuando se le pregunta por el futuro que quiere para sus hijos, esta madre siria contesta que “lo mismo que todas las madres del mundo: quiero verles crecer en paz y con amor”.

El grupo partió de Atenas a las 8.30 a.m. en un vuelo con destino a Bruselas, y después se desplazará en un autobús hasta Luxemburgo. Serán acogidos temporalmente en un centro de recepción para llevar a cabo la necesaria valoración de sus necesidades y ofrecerles los servicios básicos necesarios. Tras un par de días, serán trasladados a una residencia para solicitantes de asilo hasta que se tome una decisión sobre su solicitud de asilo.

Deseamos a estos refugiados lo mejor para sus nuevas vidas y esperamos que otros solicitantes de asilo tengan igualmente la oportunidad de encontrar un lugar al que llamar hogar sin tener que enfrentarse a los peligros que suponen los movimientos secundarios”, declaró Vincent Cochetel de ACNUR. “Al mismo tiempo, debemos recordar que para que el programa de reubicación funcione, es necesario que se establezca una capacidad de recepción y registro de llegadas apropiada”.

Entre los presentes en el aeropuerto para despedir a los refugiados estaban el Primer Ministro griego, Alexis Tsipras; el Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz; el Ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Jan Asselborn; el Comisario Dimitrios Avramopoulos, y el Viceministro de Política Migratoria, Giannis Mouzalas. También estuvieron presentes representantes del Servicio de Asilo Griego, ACNUR, OIM y otros socios. Algunos traductores de METAction también acudieron para facilitar la comunicación.

Por Stella Nanou en Atenas.



Comparte esta página con: