Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR insta a Europa a cambiar el curso de la crisis de los refugiados

ACNUR insta a Europa a cambiar el curso de la crisis de los refugiados Imprimir

GINEBRA, 17 de septiembre de 2015 (ACNUR/UNHCR).- ACNUR reitera su convicción de que la actual crisis de refugiados e inmigrantes sólo se puede gestionar con una respuesta de emergencia común por parte de Europa. Las medidas que cada país tome de forma individual no resolverán el problema sino que agravarán una situación ya de por sí caótica, aumentando el sufrimiento de las personas y la tensión entre los Estados en un momento en el que Europa necesita más solidaridad y confianza.

A la Agencia de la ONU para los Refugiados le preocupan seriamente las medidas restrictivas recientemente adoptadas por Hungría y la forma en que están siendo implementadas, que están limitando extraordinariamente el acceso de los refugiados en la frontera. La nueva legislación incluye medidas disuasorias, algunas de las cuales, al aplicarse a solicitantes de asilo y refugiados, contravendrían el derecho internacional y la jurisprudencia europea.

“ACNUR reitera su llamamiento a las autoridades húngaras para que garanticen el acceso sin impedimentos de las personas en necesidad de protección, de acuerdo con sus obligaciones legales y morales”, declaró el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres. “Los Estados deberían gestionar sus fronteras de conformidad con el derecho internacional y de la UE, lo que incluye garantizar el derecho a solicitar asilo”- añadió Guterres.

Los informes indican que sólo se ha permitido la entrada a Hungría a unos cuantos solicitantes de asilo a través del puesto fronterizo oficial. ACNUR ha quedado especialmente escandalizado y entristecido al observar cómo se trataba de impedir la entrada en la Unión Europea de refugiados sirios con cañones de agua y gases lacrimógenos. Entre estas personas había familias con niños que ya han sufrido demasiado.

Hungría también ha comenzado a retornar a solicitantes de asilo a Serbia, en contra de las recomendaciones de ACNUR a los gobiernos. El argumento de que se puede negar la entrada a los refugiados porque se les puede retornar a Serbia no tiene en cuenta el hecho de su sistema de asilo está en proceso de construcción y no puede absorber la magnitud del flujo actual de personas que necesitan protección efectiva.

En relación a la detención de refugiados por haber cruzado la frontera de forma irregular, ACNUR recuerda a los Estados sus obligaciones de conformidad con la Convención de Ginebra de 1951 de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados y, en concreto, el artículo 31 (no se puede penalizar a los solicitantes de asilo o refugiados por su entrada o permanencia irregular en un país).

“No es un delito cruzar una frontera para solicitar asilo”, declaró António Guterres.

Con el fin de abordar esta crisis, y teniendo en cuenta las conclusiones de la reunión de los Ministros de Justicia e Interior, así como la nueva situación en la frontera húngara, ACNUR propuso ayer en Bruselas un plan de acción de emergencia para:

La creación inmediata de instalaciones en Grecia para recibir, asistir, registrar e identificar a las personas a su llegada.

Puesta en marcha inmediata del proceso de reubicación de refugiados, tanto desde Grecia como desde centros ya existentes en Italia, para la cuota de 40.000 ya aceptada por los Estados de la UE, según el acuerdo del Consejo. Esto se debería ampliarse con los ofrecimientos de cuotas que han realizado diferentes países de la UE de forma voluntaria ante las nuevas propuestas de la Comisión Europea.

Un paquete de emergencia de la UE para que Serbia pueda establecer un sistema para asistir, registrar y reubicar adecuadamente a los refugiados en otros países europeos.

En paralelo, ACNUR insiste en la necesidad de incrementar sustancialmente las oportunidades para los refugiados sirios acogidos en los países vecinos de Siria para que puedan acceder a vías legales de entrada en la UE, incluyendo programas de reasentamiento y de admisión humanitaria, reunificación familiar flexible, concesión de visados para estudiantes, entre otros.

Entretanto, un creciente número de refugiados se está desplazando a Croacia. ACNUR ha ofrecido apoyo inmediato a las autoridades croatas y está movilizando nuevos equipos, artículos de primera necesidad, además de equipamiento para Grecia y Serbia, ya que el ritmo de llegadas a Grecia supera los 4.000 refugiados e inmigrantes al día.


Comparte esta página con: