Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR pide una respuesta integral para la situación en Calais

ACNUR pide una respuesta integral para la situación en Calais Imprimir

© ACNUR/ C.Vander Eecken.- Varios miles de solicitantes de asilo e inmigrantes de Siria, Irak, Etiopía, Sudán, Pakistán y Afganistán están viviendo en campamentos improvisados o en las calles de Calais
© ACNUR/ C.Vander Eecken.- Varios miles de solicitantes de asilo e inmigrantes de Siria, Irak, Etiopía, Sudán, Pakistán y Afganistán están viviendo en campamentos improvisados o en las calles de Calais
GINEBRA, 7 de agosto de 2015 (ACNUR/UNHCR) - Recalcando que la situación no era nueva ni tampoco inmanejable, la Agencia de la ONU para los Refugiados declaró este viernes que se estima que hay unos 3.000 refugiados e inmigrantes en Calais y en otras partes de la costa norte de Francia. Este número es prácticamente el mismo que el del pasado noviembre.

No obstante, ACNUR expresó su preocupación ante el creciente número de muertes de refugiados e inmigrantes que intentan cruzar el Canal de la Mancha desde la ciudad portuaria francesa hasta el Reino Unido (al menos 10 desde principios de junio).

La portavoz de ACNUR, Melissa Fleming, declaró en rueda de prensa en Ginebra: “Estas noticias son preocupantes. ACNUR reitera la petición que ya realizó en el verano de 2014 de una respuesta integral ante el deterioro de las condiciones de acogida de refugiados e inmigrantes en Calais”.

Melissa Fleming recalcó que “aunque las medidas de seguridad son comprensibles, es poco probable que sean efectivas por sí solas”.

Fleming destacó que muchas de las personas en Calais y sus alrededores necesitan protección internacional. “Son refugiados que han huido del conflicto, de la violencia y de la persecución en Afganistán, Somalia, Sudán y Siria”, afirmó.

ACNUR sigue preocupado por las duras condiciones de vida y de acogida en los campamentos improvisados alrededor de Calais y anima a las autoridades francesas a reubicar a estas personas desde estos asentamientos y a ofrecerles unas condiciones de acogida adecuadas en la región Norte-Paso de Calais, así como en otros lugares.

“Las mujeres y los niños, que representan en la actualidad un grupo importante en Calais, son particularmente vulnerables a la explotación y a la trata de personas y requieren especial atención”, insistió Melissa Fleming.

“También pedimos al Reino Unido y a otros Estados miembros de la Unión Europea que colaboren con las autoridades francesas competentes para encontrar soluciones para las personas en necesidad de protección internacional, concretamente en aquellos casos en los que hay familia u otros vínculos en otro Estado miembro de la Unión Europea, de acuerdo con la legislación europea vigente”, añadió Fleming.

ACNUR estima que la situación en Calais es un reflejo de los movimientos migratorios y de refugiados más amplios en Europa que, a su vez, son reducidos en comparación con los enormes desplazamientos de refugiados en Oriente Medio y en África.

En la actualidad, los cuatro países fronterizos con Siria acogen a más de cuatro millones de refugiados sirios. Una de cada tres personas de las 224.500 que han llegado a Europa este año son refugiados sirios. Son familias que huyen de uno de los conflictos más letales de la historia reciente.

La situación en Calais ha puesto de relieve la necesidad de una mayor responsabilidad y coordinación y de una firme implementación del Sistema Europeo Común de Asilo.

ACNUR opina que los Estados miembros de la Unión Europea necesitan abordar las lagunas actuales en materia de asilo y acogida, e incrementar las medidas solidarias tales como la reubicación y otras vías legales para que la gente consiga llegar a un lugar seguro. Es necesario que Europa dé una respuesta verdaderamente colectiva y de amplio alcance, basada en los principios de humanidad, acceso a la protección, solidaridad y reparto de responsabilidades, tanto dentro de la Unión Europea como en países fuera de la Unión.

Fleming concluyó: “Puede que no todas las personas que se encuentran en Calais sean refugiados. Las soluciones para estos otros grupos pueden incluir el retorno en condiciones humanas y dignas a sus países de origen o a otros países donde hayan vivido con anterioridad, en cooperación con los países de origen y de acuerdo con la normativa internacional de derechos humanos”.

ACNUR sigue dispuesto a brindar asistencia a Francia, al Reino Unido y a otros Estados miembros de la Unión Europea a encontrar soluciones prácticas e integrales.



Comparte esta página con: