Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR apoya a Libia en la asistencia a embarcaciones en peligro frente a sus costas

ACNUR apoya a Libia en la asistencia a embarcaciones en peligro frente a sus costas Imprimir

© ACNUR / F.Bucciarelli. Empleados de empresas locales especializadas transportan el ataúd de una de las víctimas de una tragedia marítima acaecida frente a las costas de Libia
© ACNUR / F.Bucciarelli. Empleados de empresas locales especializadas transportan el ataúd de una de las víctimas de una tragedia marítima acaecida frente a las costas de Libia
GINEBRA, Suiza, 18 de agosto de 2015 (ACNUR/UNHCR) –Tras una serie de naufragios mortales acaecidos frente a las costas de Libia, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha ayudado en la organización de un fórum que pretende mejorar la respuesta de Libia a las embarcaciones en peligro frente a sus costas al agilizar el intercambio de información y la coordinación con las organizaciones internacionales.

“Esperamos que este nuevo grupo de contacto interagencial aumente la capacidad de Libia de salvar vidas en el mar, recuperar los cadáveres en el mar o en la costa y mejorar la atención humanitaria a los rescatados tras su desembarco”, declaró el portavoz de ACNUR Leo Dobbs durante una rueda de prensa celebrada el martes (18 de agosto) en Ginebra.

El grupo de contacto, que también incluye a funcionarios libios responsables de la búsqueda y rescate, así como de la seguridad fronteriza y de los centros de detención para los rescatados o interceptados en el mar. Este grupo fue establecido en una reunión organizada recientemente en Túnez por ACNUR y su socio, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El grupo de contacto tiene como objetivo discutir maneras de minimizar la pérdida de vidas entre los refugiados e inmigrantes que intentan cruzar el Mediterráneo desde Libia y se reunirá al menos tres veces en los próximos nueve meses. También proporcionará formación en áreas como la gestión de la información, las comunicaciones, la recuperación de cadáveres e identificación de refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes. La Unión Europea (UE) ha proporcionado financiación.

El grupo de contacto reunirá a responsables de la guardia costera de Libia, del Departamento de Seguridad Portuaria, de la Dirección de la Lucha contra la Migración Ilegal (DCIM, en inglés), y de la Media Luna Roja libia. Inicialmente, entre los miembros de las organizaciones internacionales del grupo de contacto se incluirán al ACNUR, la OIM, la Cruz Roja y Media Luna Roja Internacional (ICRC), así como a los Cuerpos Médicos Internacionales. La agencia de gestión de las fronteras de la UE, EUBAM, asistió a la reunión inaugural.

El grupo de contacto ayudará a mejorar la coordinación y comunicación entre los libios y los actores internacionales que participan en el rescate e intercepción en el mar. Además, apoyará el desarrollo de capacidades en Libia y ayudará a mejorar la respuesta humanitaria a aquellos rescatados en el mar y desembarcados en Libia, desde donde son transferidos a los centros de detención gestionados por la DCIM.

No obstante, Leo Dobbs explicó que sigue habiendo retos. “Los libios han sido criticados por haber ignorado los peligros y no haber rescatado a más personas en peligro. Pero la Guardia Costera libia, que vigila la costa occidental en la que operan los traficantes, ha rescatado o interceptado a más de 4.500 personas este año, con recursos navales muy escasos, en comparación con casi los 100.000 rescatados por otras marinas y organizaciones".

Mientras tanto, la recogida de cadáveres está cobrando cada vez más importancia, especialmente durante la temporada de navegación actual, cuando muchas embarcaciones de traficantes parten desde las costas de libia y las probabilidades de un accidente son mayores. El pasado 5 de agosto, cerca de 200 personas se ahogaron en aguas libias cuando su embarcación naufragó.

Cuando el personal nacional de ACNUR en Libia es informado por los guardacostas libios de un naufragio o avistamiento de cadáveres, se alerta a la Cruz Roja libia, tal y como sucedió durante la tragedia del 5 de agosto. Los guardacostas, en pequeñas embarcaciones ya viejas, recogen los cuerpos sin vida cuando pueden y los transfieren a la Cruz Roja para ser transportados a hospitales antes de su entierro. El grupo de contacto acordó que ésta es un área en la que los libios pueden hacer más.

“Las futuras formaciones podrían incluir la recuperación y almacenamiento de cadáveres, el aprovisionamiento de bolsas mortuorias, otros equipos y productos médicos, así como tratar de identificar a los muertos con la esperanza de alertar a los familiares”, explicó Leo Dobbs.

ACNUR considera que su papel como un conector entre los diferentes actores, libios e internacionales. La formación incluirá también la recepción y entrevistas preliminares con los rescatados en los puntos de desembarco antes de ser transferidos a centros de detención vetustos, de los cuales ACNUR sólo tiene acceso a ocho.

Esta información ayudará al ACNUR, así como a las agencias socias, a identificar a las personas que son desembarcadas y a cuál de los dieciocho centros operativos de detención han sido llevadas. Esto permitirá al ACNUR iniciar el proceso para obtener su liberación, especialmente de mujeres y niños.


Por Leo Dobbs en Ginebra


Comparte esta página con: