Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Seis años después, refugiados congoleños que huyeron del LRA regresan desde la RCA

Seis años después, refugiados congoleños que huyeron del LRA regresan desde la RCA Imprimir

© ACNUR / A.Kitidi. Niños refugiados congoleños en el campamento de Zemio en la República Centroafricana
© ACNUR / A.Kitidi. Niños refugiados congoleños en el campamento de Zemio en la República Centroafricana
BANGUI, República Centroafricana, 3 de agosto de 2015 (ACNUR/UNHCR) – Más de 600 refugiados congoleños que huyeron a República Centroafricana (RCA) hace seis años para escapar de los ataques del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) han regresado este lunes (3 de agosto) a su país en un vuelo organizado por la Agencia de la ONU para los Refugiados.

ACNUR señaló que un primer grupo de 39 refugiados congoleños se embarcó en un avión Dash-8 en Zemio, al sudeste de RCA, con destino a Ango, una remota región de la provincia de Oriental, en el norte de la República Democrática del Congo (RDC). Se trata de la primera etapa de un ejercicio de repatriación que durará tres semanas.

“Durante las próximas tres semanas, ACNUR planea repatriar a un total de 628 refugiados en 12 vuelos, incluido el de hoy lunes. Los números pueden variar”, señaló la Agencia en una nota de prensa.

ACNUR dijo que todos los refugiados retornados habían manifestado su interés de abandonar el campamento de Zemio, gestionado por ACNUR, y volver a sus hogares en la región de Ango, debido a la volátil situación de seguridad que prevalece ahora en la República Centroafricana.

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha trabajado con los gobiernos de la RCA y RDC para facilitar la repatriación voluntaria a Ango. El LRA tiene todavía presencia en esa área, pero los gobiernos creen que la situación es lo suficientemente estable como para permitir el regreso al país.

“Los refugiados han sido plenamente informados sobre la situación de seguridad en las zonas de retorno antes de tomar su decisión final”, señaló la nota de prensa.

Entre 2008 y 2009, unos 5.000 congoleños huyeron de los ataques y atrocidades cometidos por el LRA en las zonas fronterizas de Ango y Obo para encontrar refugio en la República Centroafricana. El temido grupo rebelde ugandés robaba a los aldeanos, saqueaba propiedades, incendiaba casas, secuestraba gente, violaba mujeres y niñas y usaba a los menores como niños soldados y esclavas sexuales.

La mayoría encontró refugio en Zemio, un campamento gestionado por ACNUR que ahora acoge a 3.499 refugiados, incluyendo aquellos que regresan ahora a su país en el marco del programa de repatriación por vía aérea. Desde el estallido de la última ola de inestabilidad en la RCA en 2012, muchos refugiados congoleños han vuelto a casa, tanto desde Zemio como desde otras partes de la República Centroafricana.

ACNUR, al mismo tiempo, está buscando soluciones duraderas para aquellos que prefieren no regresar a la República Democrática del Congo. La falta de financiación puede afectar el nivel de asistencia en Zemio, situado en un área inestable y de difícil acceso.

La falta de carreteras hace imposible la repatriación por tierra, por lo que la pista de aterrizaje de Ango ha sido rehabilitada y ampliada.

A su llegada, cada retornado recibirá 60 dólares para cubrir los gastos del viaje hasta sus pueblos por pistas de tierra en moto, bicicleta o a pie. ACNUR está también facilitando una ayuda económica a la repatriación por valor de 150 dólares por adulto y 100 por niño. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) repartirá vales para comida.

Los refugiados regresarán a una zona donde el debilitado LRA ha lanzado ataques esporádicos en los últimos meses. El último incidente reportado ocurrió a finales de julio, pero el Gobierno en Kinshasa ha evaluado la situación de seguridad y ha dado luz verde para la operación de retorno.

El Ejército de Resistencia del Señor (LRA) apareció en Uganda en 1986 y estableció su primera base en Sudán en 1993, extendiéndose a la República Democrática del Congo en 2005 para después desplazarse más al norte, hacia la República Centroafricana, en 2009.


Comparte esta página con: