Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa António Guterres y Angelina Jolie Pitt intervienen en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria

António Guterres y Angelina Jolie Pitt intervienen en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria Imprimir


©UN Photo/ Mark Garten. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Enviada Especial de ACNUR, Angelina Jolie Pitt, durante su intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU acerca de las necesidades humanitarias ocasionadas por la crisis siria.
©UN Photo/ Mark Garten. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Enviada Especial de ACNUR, Angelina Jolie Pitt, durante su intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU acerca de las necesidades humanitarias ocasionadas por la crisis siria.
NUEVA YORK, Estados Unidos, 24 de abril de 2015 (ACNUR/UNHCR) - El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, advirtió el viernes que la comunidad internacional debe hacer todo lo posible para evitar que la situación en Oriente Medio continúe deteriorándose, y antes de que se vuelva irreversible.

La situación en Oriente Medio es un cáncer que corre el riesgo de extenderse y hacer metástasis. Si las cosas siguen así, los acontecimientos futuros podrían salirse de control, independientemente de nuestra voluntad y con consecuencias globales cada vez más peligrosas”, advirtió en un discurso en Nueva York ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El Alto Comisionado dijo que los efectos de contagio regional del conflicto sirio están cobrando proporciones dramáticas. “Catorce millones de personas actualmente están desplazadas debido a las crisis interrelacionadas en Siria e Irak. Las amenazas en materia de seguridad a los países vecinos van en aumento. Como resultado, hemos venido observando un deterioro constante en el espacio de protección para los sirios que intentan huir del conflicto”, declaró Guterres.

El Alto Comisionado añadió que ACNUR está observando una creciente fatiga por parte de los países de acogida y, en algunas zonas, un endurecimiento de las normas impuestas a los refugiados. Hay crecientes tensiones entre las comunidades, mientras las agencias humanitarias como ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos tratan por todos los medios de satisfacer las necesidades. Muchas personas, impulsadas por la desesperación, arriesgan sus vidas cruzando el Mediterráneo.

También van en aumento los mecanismos de supervivencia peligrosos, añadió Guterres. Cada vez son más las familias que se ven obligadas a enviar a sus hijos a trabajar o que tienen que dar en matrimonio a sus hijas adolescentes. Incluso hemos recibido informes según los cuales algunos refugiados tienen que recurrir al sexo por supervivencia para poder seguir adelante.

Guterres dijo que únicamente una solución política puede poner fin al sufrimiento, sin embargo hizo hincapié en que mientras tal solución sea tan sólo una posibilidad lejana, la comunidad internacional debe hacer todo lo posible para evitar que la crisis se vuelva incontrolable. “En primer lugar, deben ser abordadas algunas prioridades inmediatas: proporcionar más ayuda humanitaria a los refugiados y a las comunidades de acogida vulnerables, así como detener la horrible pérdida de vidas en el Mediterráneo”, recalcó.

En segundo lugar, el apoyo a los países vecinos tiene que aumentar de forma masiva. La financiación anunciada en Kuwait el mes pasado para apoyar el Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia es una importante señal de esperanza y estos compromisos de donación deben hacerse efectivos rápidamente. Pero también es esencial que los programas de inversión estructural presentados por los gobiernos de los países de acogida reciban financiación para el desarrollo por parte de la comunidad internacional”.

El Alto Comisionado instó a replantear las políticas de cooperación para el desarrollo para ayudar a los países de acogida a soportar mejor esta carga excepcional.

En tercer lugar, el Alto Comisionado dijo: “Tenemos que reconocer la naturaleza cada vez más prolongada de esta crisis de refugiados. El objetivo final y prioritario de ACNUR sigue siendo la repatriación voluntaria en condiciones de seguridad y dignidad, de acuerdo a lo que prefiere la mayoría de los refugiados. Sin embargo, tenemos que reconocer que para los sirios esta opción no se vislumbra a corto plazo”.

Mientras tanto, los países vecinos requerirán la ayuda apropiada para hacer frente al enorme impacto económico, demográfico y financiero de la afluencia de refugiados”, señaló. “Con más apoyo en toda la región, podríamos ayudar a que la situación de los refugiados pasara de ser de dependencia e insostenibilidad a transformarse en una situación donde su autosuficiencia económica se convierta en una opción que les permita también contribuir al desarrollo de sus sociedades de acogida”.

Además, Guterres predijo un futuro todavía más sombrío: “Una cosa está clara: la situación en la región se ha vuelto absolutamente insostenible. Después de que Irak se viera tan dramáticamente inmerso en el conflicto sirio tras los ataques a Mosul y Tikrit el año pasado, no sé dónde se podrá dar el próximo golpe devastador. Sólo sé que vendrá y que las cosas se podrán poner aún peor”, dijo.

Asimismo, la Enviada Especial de ACNUR, Angelina Jolie Pitt, quien ha realizado 11 visitas a los refugiados sirios en Irak, Jordania, Líbano, Turquía y Malta desde que en marzo de 2011 estallara la crisis, expresó al Consejo de Seguridad que las Naciones Unidas le están fallando al pueblo de Siria.

Por lo tanto, en nombre de los refugiados sirios, hago tres peticiones a la comunidad internacional: la primera es un llamamiento a la unidad. Ya es hora de que el Consejo de Seguridad trabaje como una unidad para poner fin al conflicto y llegar a una solución que también traiga justicia y rendición de cuentas para el pueblo sirio”, dijo.

En segundo lugar, me hago eco de lo que se ha dicho acerca del apoyo a los países vecinos a Siria, que están proporcionando una contribución extraordinaria”, agregó Jolie Pitt. “Si no podemos poner fin al conflicto, tenemos un deber moral ineludible de ayudar a los refugiados y brindarles vías legales hacia la seguridad”. Con su tercer llamamiento, la Enviada Especial instó a la comunidad internacional a responder de manera más enérgica a la barbarie de los que infligen violencia sexual de forma sistemática.

También debemos enviar una señal clara de que somos serios acerca de la responsabilidad por estos crímenes, porque esa es la única esperanza de generar disuasión. E insto a los Estados miembros a iniciar ahora los preparativos para que las mujeres sirias estén plenamente representadas en las futuras negociaciones de paz, conforme a múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Declaración de António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados [en inglés].

Declaración de Angelina Jolie Pitt, Enviada Especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados [en inglés].



Comparte esta página con: