Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR condena el secuestro de refugiados congoleños por parte del LRA

ACNUR condena el secuestro de refugiados congoleños por parte del LRA Imprimir

© ACNUR/ A.Kitidi. Refugiados congoleños que pensaban que habían encontrado la seguridad aquí en el campamento Zemio, en la República Centroafricana, fueron atacados cuando se arriesgaron a volver en República Democrática del Congo para trabajar sus tierras.
© ACNUR/ A.Kitidi. Refugiados congoleños que pensaban que habían encontrado la seguridad aquí en el campamento Zemio, en la República Centroafricana, fueron atacados cuando se arriesgaron a volver en República Democrática del Congo para trabajar sus tierras.
GINEBRA, Suiza, 27 de marzo de 2015 (ACNUR/UNHCR) - La Agencia de la ONU para los Refugiados pidió el viernes la liberación inmediata de los refugiados congoleños secuestrados por el grupo rebelde Ejército de Resistencia del Señor (LRA), el cual ha intensificado este año los ataques en la zona fronteriza con la República Centroafricana (RCA) y la República Democrática del Congo (RDC).

Un portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) aseguró que 15 refugiados congoleños procedentes de un campo de refugiados en la República Centroafricana (RCA) y un ciudadano congoleño fueron secuestrados por el LRA el 21 de marzo en la frontera de la República Democrática del Congo (RDC), donde habían estado trabajando sus tierras.

Trece de ellos -dos mujeres y once hombres- fueron puestos en libertad dos días más tarde y regresaron caminando al campo de refugiados cercano a Zemio, en el sureste de la República Centroafricana. Algunos llegaron con heridas abiertas y una niña de 16 años de edad, había sido violada. Tres niños refugiados continúan desaparecidos.

“Desde el arresto en la República Centroafricana de Dominic Ongwen, un comandante del LRA acusado de crímenes contra la humanidad, a principios de año, los rebeldes del LRA han intensificado sus ataques contra las aldeas en la frontera entre la República Centroafricana y la República Democrática del Congo”, afirmó la portavoz de ACNUR Karin de Gruijl en una rueda de prensa en Ginebra.

“Según los Servicios Católicos de Socorro, el LRA ha cometido más de 25 secuestros en el mes de febrero en varias aldeas en el noreste de la RDC, cerca de la frontera y de Zemio”, dijo.

El campo de refugiados de Zemio alberga a unos 3.400 refugiados congoleños del Territorio Ango (Distrito Bas-Uele), en la provincia Oriental, al noreste de la República Democrática del Congo. En 2009, habían huido de las atrocidades del LRA en la provincia de Oriental y encontraron refugio en la República Centroafricana.

“Esta semana, sin embargo, fueron una vez más víctimas de la violencia y la tortura”, dijo de Gruijl. “A su llegada, los refugiados liberados fueron trasladados de inmediato al centro de salud de Zemio donde reciben la atención médica necesaria. Todavía están en estado de shock y ansiosos por recibir noticias de los refugiados desaparecidos”.

ACNUR y su socio, la organización Cuerpo Médico Internacional, están proporcionando asesoramiento psicosocial y la Agencia de la ONU para los Refugiados también ha intensificado sus esfuerzos para proporcionar a los refugiados información actualizada sobre la situación de seguridad y las actividades del LRA en la región. También está advirtiendo a los refugiados de los riesgos de moverse entre el campamento, situado en la República Centroafricana, y sus campos en la República Democrática del Congo.

El LRA apareció en Uganda en 1986, estableció su primera base en Sudán en 1993, y se extendió a la República Democrática del Congo en 2005, antes de trasladarse hacia el norte, a la República Centroafricana, en 2009. Perseguidos por las fuerzas armadas de Uganda, los rebeldes del LRA han estado refugiándose en los bosques del sureste de la República Centroafricana y siguen causando estragos y sembrando el terror en la región.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó de un aumento de los ataques del LRA tanto en la República Centroafricana como en la República Democrática del Congo en 2014. En particular, el número de secuestros aumentó de 346 en 2013 a 566 casos en 2014.

Más de 180.000 personas se encuentran desplazadas internas en las zonas afectadas por el LRA en la República Centroafricana y la República Democrática del Congo, mientras los refugiados en los países vecinos debido a la violencia del LRA ya son más de 30.000: 9.232 refugiados de la República Centroafricana en la República Democrática del Congo ; 3.388 refugiados de la República Democrática del Congo en la República Centroafricana; y 15.769 refugiados de la República Democrática del Congo y 2.047 refugiados de la República Centroafricana en Sudán del Sur.

ACNUR y sus socios están ayudando a los refugiados y buscando soluciones duraderas, incluida la repatriación voluntaria. Hasta la fecha unos 640 refugiados se han registrado en un programa de retorno voluntario que será facilitado por ACNUR. Se espera que el programa se inicie en las próximas semanas, una vez que la rehabilitación y ampliación de Zemio y las pistas aéreas de Ango estén completas.


Comparte esta página con: