Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR y sus socios piden 331 millones de dólares para ayudar a los refugiados de la RCA

ACNUR y sus socios piden 331 millones de dólares para ayudar a los refugiados de la RCA Imprimir

© ACNUR/B.Sokol. Una trabajadora de ACNUR habla con los niños para evaluar si muestran signos de malnutrición. Miles de refugiados centroafricanos están alojados en este campo a orillas del río Oubangui, en la provincia de Equateur, en la República Democrática del Congo.
© ACNUR/B.Sokol. Una trabajadora de ACNUR habla con los niños para evaluar si muestran signos de malnutrición. Miles de refugiados centroafricanos están alojados en este campo a orillas del río Oubangui, en la provincia de Equateur, en la República Democrática del Congo.
GINEBRA, Suiza, 23 de enero de 2015 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados y sus socios han presentado hoy su Plan Regional de Respuesta para asistir a más de 460.000 refugiados de la República Centroafricana (RCA) que han huido a países vecinos. El plan solicita 331 millones de dólares para ofrecer alimentos, agua potable, cobijo, atención sanitaria, protección y otros servicios básicos a los refugiados centroafricanos en Camerún, Chad, la República Democrática del Congo y la República del Congo.

Cerca de 190.000 personas han huido del país desde que las milicias antibalaka tomaran Bangui, la capital, en diciembre de 2013. No obstante, antes de esa fecha más de 230.000 personas ya habían huido de la violencia y la anarquía, elevando el número total de refugiados centroafricanos a unas 425.000 personas. Esta cifra supone que, en la actualidad, cerca del 10% de la población de la República Centroafricana –que se eleva a 4,5 millones de habitantes- vive en el exilio.

ACNUR está extremadamente preocupado por el hecho de que de la violencia en el país proseguirá y con ello, el número de personas obligadas a huir de sus hogares seguirá aumentando, alcanzando posiblemente –o incluso superando- las 460.000 personas desplazadas a finales de año.

Recientemente, la violencia en el distrito de Kouango, a unos 300 kilómetros de Bangui, obligó a miles de refugiados a huir al territorio de Bosobolo, en una zona muy remota e inaccesible del norte de la provincia de Equateur, en la República Democrática del Congo (RDC). Aunque ACNUR ha sido informado de la llegada de 10.000 refugiados desde diciembre, las autoridades locales han registrado a unas 30.000 personas.

ACNUR y la Comisión Nacional congoleña para los Refugiados están actualmente en el terreno verificando estos datos y registrando las nuevas llegadas. Los equipos de ACNUR en el terreno han comunicado que siguen llegando a diario refugiados cruzando el río Ubangui. Quienes logran llegar a la RDC cuentan que sus localidades han sido incendiadas y relatan historias de violencia y asesinatos. Algunos refugiados también llegan con heridas de bala.

La mayoría de los refugiados recién llegados se han asentado a orillas del río Ubangui, pero otros están viviendo en las pequeñas islas que hay en el río. Viven en refugios improvisados con limitado acceso a servicios sanitarios y al agua potable. Un equipo de evaluación de emergencia, compuesto por personal de ACNUR y de organizaciones socias, acaba de regresar de la zona y la Agencia está ya trabajando en un plan para reubicar a estos refugiados lejos de la frontera para que estén más seguros y puedan recibir asistencia humanitaria. Durante su misión, el equipo de evaluación convirtió uno de sus coches en una ambulancia para evacuar al hospital local a los refugiados con heridas de bala.

La mayoría de los refugiados centroafricanos han huido al norte de Camerún y al sur de Chad, países que además están recibiendo a miles de refugiados que también huyen de la violencia en el noreste de Nigeria. Mientras tanto, más de 430.000 personas siguen desplazadas dentro de la República Centroafricana.

En 2014, ACNUR y sus socios solicitaron 210 millones de dólares en el marco del Plan de Respuesta Regional para los Refugiados de la RCA. El plan sólo recibió el 57% de la financiación, lo que únicamente permitió a las agencias humanitarias ofrecer a los refugiados la asistencia vital más básica.


Comparte esta página con: