Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa La Princesa Haya, enviada de las Naciones Unidas, visita a los refugiados en Etiopía

La Princesa Haya, enviada de las Naciones Unidas, visita a los refugiados en Etiopía Imprimir

© ACNUR. La Princesa Haya visitó a los refugiados del campamento Kule 2, en Etiopía, uno de los tres campos que están llegando al límite de su capacidad mientras prosigue la afluencia de refugiados de Sudán del Sur que huyen de la guerra que asola su país.
© ACNUR. La Princesa Haya visitó a los refugiados del campamento Kule 2, en Etiopía, uno de los tres campos que están llegando al límite de su capacidad mientras prosigue la afluencia de refugiados de Sudán del Sur que huyen de la guerra que asola su país.
GAMBELLA, Etiopía, 16 de julio de 2014 (ACNUR/UNHCR) - La Princesa Haya Bint Al Hussein, esposa del Soberano de Dubai, apeló a la ayuda internacional para paliar el sufrimiento del que fue testigo durante su visita a los refugiados en la región occidental de Etiopía, que actualmente acoge a 170.000 sursudaneses que han huido de su país desde diciembre.

El conflicto y el deterioro de la situación humanitaria en Sudán del Sur están provocando un éxodo de refugiados hacia los países vecinos. Los que han llegado a Etiopía son principalmente mujeres y niños.

“Las madres con las que hablé me contaron que no tienen suficiente comida para alimentar a sus familias y que su situación es cada día más desesperante”, dijo la Princesa Haya, que el martes estuvo casi todo el tiempo en el embarrado campamento de Kule 2, visitando a los niños refugiados y hablando con sus madres.

“Los trabajadores humanitarios hacen todo lo que pueden pero prevén que, para septiembre, se habrán agotado las existencias de alimentos. ACNUR necesita ayuda económica para evitar una crisis alimentaria que afectaría a miles de mujeres y niños”.

Cada día llegan casi 1.000 refugiados más que se suman a los 170.000 que ya han huido de la violencia que estalló el pasado mes de diciembre. Antes del inicio de este conflicto ya había en Gambella 59.000 refugiados de Sudán del Sur alojados en campamentos y comunidades de acogida.

“Uno de los aspectos más graves de esta crisis es que la mayoría de los refugiados acogidos por Etiopía son mujeres y niños”, explica Oscar Mundia, coordinador de emergencias en Gambella. “Casi todos ellos dependen de los alimentos y los servicios que les proporcionan los organismos humanitarios, debido a lo cual una falta de financiación tendría consecuencias catastróficas”.

Ya se ha superado la cifra estimada inicialmente para final de año de 150.000 refugiados en Etiopía y ACNUR y los organismos asociados han incrementado dicha previsión a 300.000 personas. El pasado viernes, ACNUR y sus socios hicieron un llamamiento solicitando 658 millones de dólares para ayudar a los 715.000 refugiados previstos en Etiopía, Kenya, el Sudán y Uganda para finales de 2014.

ACNUR advierte de que, en caso de no recibirse una respuesta positiva al llamamiento, ello dificultará notablemente la prestación de ayuda y obligará a establecer prioridades en los servicios, lo que podría traducirse en una reducción de las raciones alimentarias y del número de programas esenciales para hacer frente a la malnutrición. La mayoría de los refugiados caminaron durante semanas buscando un lugar seguro en Etiopía, alimentándose de frutos silvestres, hojas y algunas raíces comestibles.

“Ahora que se está produciendo en el mundo un número sin precedentes de situaciones de emergencia simultáneas a gran escala, es imprescindible que la atención mundial siga centrándose en la crisis de los refugiados que huyen del conflicto regional en Sudán del Sur”, dijo Ann Encontre, coordinadora regional de ACNUR para los refugiados.

“Confío en que esta visita de Su Alteza Real la Princesa Haya, Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas, contribuya a elevar el perfil de esta terrible crisis y a promover el apoyo de la comunidad internacional”.
ACNUR y la Administración etíope de los Asuntos de los Refugiados y los Repatriados (ARRA, por sus siglas en inglés), así como otras organizaciones socias, están trabajando para evitar el brote de enfermedades en los campamentos durante la estación lluviosa. Dado que los tres campamentos se encuentran casi al límite de su capacidad, ACNUR y ARRA están trabajando con las autoridades regionales para conseguir terreno y poder instalar en poco tiempo un cuarto campamento.

Este mes, la Princesa Haya ha donado 500.000 dólares para contribuir a las actividades de emergencia de ACNUR relacionadas con la nutrición y la seguridad alimentaria y dirigidas a los refugiados de Sudán del Sur alojados en Etiopía. De acuerdo con las estimaciones, 120.000 personas se beneficiarán de esta ayuda.

Según los resultados preliminares de una encuesta sobre nutrición realizada recientemente, la tasa global de malnutrición aguda en los tres campamentos era del 28%, más baja de la registrada en la fase inicial de la situación de emergencia (37,7%).

En su visita, de un día de duración, la Princesa Haya visitó los campamentos y habló con los funcionarios locales y con los beneficiarios de la ayuda. El personal de ACNUR en Gambella la informó de la situación  humanitaria. La Princesa aplaudió la labor de ACNUR, de la Administración de los Asuntos de los Refugiados y los Repatriados (ARRA) y de otros organismos humanitarios y reafirmó su compromiso de promover un reparto más equilibrado de la carga humanitaria y la solidaridad.

Bornwell Kantande, representante en funciones de ACNUR en Etiopía, al igual que la Princesa Haya, encomió a la población y al Gobierno de Etiopía por su generosa hospitalidad y su política de puertas abiertas. “Esta hospitalidad y magnanimidad es algo que no debería darse por sentado”, dijo y añadió: “ACNUR tiene un gran interés en apoyar a los comunidades de acogida que tanto dan a los refugiados aunque su situación tampoco es mucho mejor”.

Según ACNUR, Etiopía acoge actualmente a unos 580.000 refugiados, lo que la convierte en uno de los 10 principales países de acogida de refugiados.

Por Kisut Gebre Egziabher en Gambella y Ziad Ayad en Abu Dhabi.

DONACIONES para Sudán del Sur: web eacnur.org o 902 218 218


Comparte esta página con: