Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Un artista alemán da una clase magistral a niños sirios refugiados en Irak

Un artista alemán da una clase magistral a niños sirios refugiados en Irak Imprimir

© ACNUR/W.Spindler. El artista gráfico Reinhard Kleist impartió un taller de arte a niños sirios refugiados en el campo de Kawergosk, en el norte de Irak.
© ACNUR/W.Spindler. El artista gráfico Reinhard Kleist impartió un taller de arte a niños sirios refugiados en el campo de Kawergosk, en el norte de Irak.
ERBIL, Irak, 16 de diciembre de 2013 (ACNUR/UNHCR) – El galardonado artista gráfico Reinhard Kleist dice que haber colaborado con niños sirios refugiados en el norte de Irak como parte de un ambicioso proyecto multimedia ha sido uno de los trabajos más emotivos de su vida.

“A diferencia de mi trabajo en Berlín, aquí puedo interactuar directamente con mis alumnos y ver cómo reaccionan a mis dibujos”, dijo el artista de 43 años después de dirigir una clase magistral para niños en el campo de refugiados de Kawergosk.
Kleist viajó a Irak como parte de un proyecto del canal de televisión franco-alemán, ARTE, para producir documentales, juegos interactivos, textos, fotos y trabajos artísticos en cuatro campos de refugiados del mundo.

Este artista afincado en Berlín es autor de muchas novelas gráficas y cómics. Él ideó este taller artístico para niños de entre 8 y 14 años como una forma de devolver algo a la comunidad de refugiados a cambio de tener la oportunidad de estar con ellos y ser testigo de su día a día.

“Cuando preparaba el viaje, quería llevar algo que dar a los refugiados, para sentirme mejor conmigo mismo. Pensé que si les traía lápices de colores y dibujos daría a los niños algo útil y, al mismo tiempo, aprendería sobre sus sentimientos y sus vidas aquí. También les ayudaría a olvidar la guerra y lo que han visto en Siria”, dice.

Una de las niñas, Lilav, de 13 años, dibujó una escena de su barrio en Damasco. “Lo que más echo de menos es mi escuela y mis amigos en Siria”, decía. Zadine, también de 13 años, dibujó una gasolinera que había cerca de su casa en Hassakeh, al noreste de Siria. “Echo mucho de menos mi país”, asegura. “Cuando sea mayor me gustaría ser ingeniero”.

Simon Ravelli, que gestiona el campo de Kawergosk para ACTED, socio de ACNUR, agradece esta iniciativa. “Da voz a los refugiados que viven en un contexto difícil lejos de sus casas. También es una forma de que los niños tengan acceso mediante el taller a nuevas experiencias, que desarrollen habilidades artísticas y se expresen”.

Más de 1,1 millón de niños sirios son refugiados. Un importante informe publicado por ACNUR recientemente indica que los niños sirios refugiados están sufriendo un profundo dolor psicológico, soledad y trauma como consecuencia de las experiencias vividas. El informe, titulado “El futuro de Siria: niños refugiados en crisis”, detalla la situación de los menores que están refugiados en el Líbano y Jordania. Este informe habla de familias desestructuradas, con más de 70.000 de ellas que están viviendo sin el padre, y de 3.700 menores no acompañados o separados de sus progenitores.

El campo de Kawergosk da refugio a más de 13.000 sirios. Fue levantado el pasado mes de agosto, junto con otros cinco campos, en respuesta a un flujo masivo de refugiados que llegaron a la región del Kurdistán, en Irak, procedentes de Siria.

Por William Spindler en Erbil, Irak

DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: