Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Las refugiadas sirias utilizan la cocina para restaurar la moral y ganar dinero para sus familias

Las refugiadas sirias utilizan la cocina para restaurar la moral y ganar dinero para sus familias Imprimir

© ACNUR. Una cocina muy especial: este innovador proyecto de cocina para refugiadas sirias en Líbano ha ayudado a estas mujeres a superar el estrés, la depresión y la pobreza.
© ACNUR. Una cocina muy especial: este innovador proyecto de cocina para refugiadas sirias en Líbano ha ayudado a estas mujeres a superar el estrés, la depresión y la pobreza.
BEIRUT, Líbano, 31 de enero de 2014 (ACNUR/UNHCR) - Un proyecto innovador de cocina ha permitido a las mujeres sirias refugiadas en el Líbano encontrar una manera de hacer frente a la depresión, el estrés y la pobreza.


"Cuando concebimos este proyecto con ACNUR queríamos crear un catering que fuera autosostenible y que permitiera generar ingresos para un pequeño grupo de mujeres de Siria y Líbano", dijo Jihane Chahla, gerente de proyectos de Tawlet, un restaurante local en Beirut. "Nunca nos imaginamos que iba a llegar tan lejos. Estas mujeres se han convertido en una familia para nosotros, y el uno al otro."

El taller se presentó el pasado agosto en el centro de inmigrantes de Cáritas en Líbano, que abrió sus instalaciones y su cocina para poner en marcha este proyecto único en el país. Después de dos sesiones teóricas de expertos cocineros, las 17 mujeres  -13 sirias y cuatro libanesas que fueron incluidas para promover el entendimiento entre las comunidades- se procedió a la cocina.

"En el lapso de apenas cinco días estas mujeres han hecho 33 completos y deliciosos platos, al tiempo que han recibido formación sobre las mejores técnicas de cocina y los estándares de higiene", dijo Kamal Mouzawak, jefe del restaurante Tawlet.

De estos platos, 14 fueron seleccionados para formar parte de un menú fijo que nombraron "Atayeb Zaman," o "Delicias de antaño". También trabajaron para comercializar las "delicias” en exposiciones y eventos en la ciudad.

Después de seis meses de éxito, las mujeres han acabaron recientemente el curso y se reunieron en el restaurante para celebrarlo y charlar sobre alimentos, ingredientes, medidas y las comparaciones de los platos clásicos sirios con los libaneses. El proyecto ha ayudado a preservar sus tradiciones culinarias mientras han ganado dinero para llevar una vida mejor.

"La primera vez que ingresé en este taller, me pareció que encajaba porque era un ama de casa y sabía cómo cocinar", explica Ibtissam, una de las mujeres refugiadas sirias. "Pero aquí he aprendido a ser organizada, he aprendido a concebir un sueño y seguirlo. Sentí que daba un primer paso adelante en mi vida, que yo existía".

El ambiente era muy diferente antes del programa. Según Danya Kattan, asistente de servicios comunitarios de ACNUR, la mayoría de las mujeres seleccionadas estaban "deprimidas y muy estresadas".

Muchas de las 13 mujeres sirias habían llegado a Líbano con poco más que la ropa que llevaban puesta. Este proyecto ha sido terapéutico, las ha ayudado a sobrevivir en un momento muy difícil y a centrarse en los aspectos positivos de sus vidas.

"Cuando huí de Siria a Líbano, no tenía grandes expectativas más allá de la seguridad; de hecho pensé que pasaría mis días sin hacer nada", confiesa Ibtissam. "Pero el vacío mata. Este proyecto me dio algo de esperanza, ahora estoy segura de que yo también puedo ayudar a mi familia".

El taller fue también una forma de acercar a las mujeres sirias y libanesas. Majida, una de las mujeres libanesas presentes en el último encuentro, dijo que había hecho "amigas de verdad" en el taller. Además de aprender a cocinar platos sirios, estaba "profundamente impresionada con la fuerza y la capacidad de resistencia de las mujeres sirias".

ACNUR espera reproducir este proyecto en todo el Líbano, donde las necesidades de los refugiados sirios son inmensas. Hay más de 880.000 sirios registrados por ACNUR como refugiados en el país o en espera de serlo. Más de 75 por ciento de ellos son mujeres y niños.

"Teníamos la esperanza de inculcar el espíritu emprendedor en estas mujeres con talento que nunca antes pensaron usar sus competencias o tomar una iniciativa que las ayudara a mejorar sus medios de vida y llegar a ser independientes", dice Danya Kattan. "Pero los resultados de este proyecto van más allá de los beneficios económicos. Estas mujeres están dispuestas a sacar este proyecto adelante y vamos a hacer todo lo posible para ayudarlas".

 

DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.

 


Comparte esta página con: