Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa La Agencia de la ONU para los Refugiados inicia un puente aéreo hacia el noreste de Siria

La Agencia de la ONU para los Refugiados inicia un puente aéreo hacia el noreste de Siria Imprimir

QAMISHLY, Siria, 17 de diciembre de 2013 (ACNUR/UNHCR) - La Agencia de la ONU para los Refugiados inició hoy un puente aéreo para transportar material humanitario desde Irak hasta la gobernación de Al Hassakeh, en el noreste de Siria, para ayudar a más de 50.000 desplazados sirios extremadamente vulnerables y desplazados a hacer frente a la llegada repentina del invierno, tras un acuerdo alcanzado con las autoridades iraquíes y sirias para abrir nuevas rutas de ayuda.

ACNUR envió un avión de cargamento Iluyshin 76 que aterrizó en Qamishly y que iba cargado con 7.000 mantas térmicas, 1.400 lonas plásticas aislantes, 1.400 juegos de utensilios de cocina, 4.200 esteras para dormir y 1.400 bidones. Durante la próxima semana la Agencia de la ONU para los refugiados tiene previsto enviar 12 vuelos más desde Erbil, en Irak.

Los vuelos humanitarios forman parte del plan de transporte inter-agencial que incluye al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y UNICEF, y que comenzó el domingo con la llegada de un avión del PMA con 40 toneladas de comida. Las principales agencias humanitarias de la ONU tienen previstos un total de 23 vuelos a Qamishly para ayudar a las familias necesitadas en la gobernación de Al Hassakeh, dado que el envío de asistencia humanitaria desde Damasco se ha vuelto peligroso desde el mes de mayo.

Estos materiales ayudarán a familias desplazadas en una de las regiones más remotas de Siria, para que puedan sobrevivir al duro invierno”, dijo el representante de ACNUR, Tarik Kurdi. “Muchas de las familias necesitadas lo perdieron prácticamente todo cuando huyeron del conflicto, por lo que los artículos que envía ACNUR son muy necesarios”.

Unas 188.000 personas desplazadas residen en la gobernación de Al Hassakeh. Los artículos que están siendo enviados en avión por ACNUR ayudarán a 10.000 familias (unas 50.000 personas) a sobrevivir al invierno.

Durante el año 2013, ACNUR ha entregado ayuda a unos 3,2 millones de personas en las 14 gobernaciones de toda Siria, distribuyendo más de 7,7 millones de diversos artículos de material humanitario.

Tenemos que hacer llegar más artículos de primera necesidad a la gente por toda Siria y este puente aéreo asegurará que disponemos de los suministros de emergencia para las personas más necesitadas ahora que el frío invierno azota la región”, declaró Tarik Kurdi, representante de ACNUR en Siria.

El PMA está enviando comida para alimentar a más de 30.000 personas durante un mes, mientras que UNICEF está mandando botiquines y equipos de agua y saneamiento. Este transporte aéreo conjunto de Naciones Unidas supone el primer envío de asistencia de la ONU desde Irak a Siria. ACNUR llevaba operando desde julio un puente aéreo a Qamishly de menor escala desde Damasco, la capital de Siria, para enviar suministros de ayuda humanitaria de emergencia y vacunas contra la polio.

Cada semana, ACNUR sigue enviando 250 camiones a través de Siria llevando ayuda humanitaria para unas 75.000 personas. Las entregas más recientes se realizaron en la zona rural de Damasco e Idlib, en el noroeste de Siria. Con el inicio de los vuelos de ACNUR a Qamishly, el personal de la agencia trabajará con los socios locales para distribuir los artículos a familias necesitadas en suburbios próximos a la ciudad de Al Hassakeh y en la propia ciudad, más al sur.

La Agencia de la ONU para los Refugiados cuenta con una oficina en Al Hassakeh desde 2010 y ha ampliado su presencia en Qamishly en mayo para ayudar a satisfacer las necesidades de la región oriental. Debido a este acceso único en Al Hassakeh, ACNUR ha podido estar registrando a las personas desplazadas y ofreciendo asistencia con artículos de primera necesidad como mantas, juegos de utensilios de cocina, esteras, artículos de higiene, pañales y otro tipo de ayuda, así como mediante la distribución de ayuda en efectivo para las familias vulnerables y la asistencia médica.

ACNUR cuenta con unos 340 trabajadores en toda Siria. El lunes, las agencias de la ONU y sus socios no gubernamentales lanzaron un llamamiento conjunto pidiendo 2.300 millones de dólares para sus actividades humanitarias dentro de Siria durante el año 2014. OCHA estima que durante el próximo año más de 9,3 millones de personas se encontrarán en situación vulnerable y necesitarán ayuda, cifra que incluye 6,5 millones de desplazados internos.

DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: