Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Se niega la entrada y se devuelve a los refugiados sirios que intentan llegar a la Unión Europea

Se niega la entrada y se devuelve a los refugiados sirios que intentan llegar a la Unión Europea Imprimir

© ACNUR / G. Kotschy. La frontera entre Bulgaria y Turquía
© ACNUR / G. Kotschy. La frontera entre Bulgaria y Turquía
GINEBRA, Suiza, 15 de noviembre de 2013 (ACNUR/UNHCR) – ACNUR está muy preocupado por la información que llega sobre las barreras que algunos países de la UE están poniendo para la entrada o la devolución forzosa de solicitantes de asilo, entre los que se encuentran también personas que han huido del conflicto en Siria.

ACNUR está pidiendo tanto a nivel global como dentro de la Unión Europea que se pase de un enfoque de protección de fronteras a otro de protección de personas. Si realmente se está impidiendo el acceso de solicitantes de asilo al territorio y a los procedimientos de asilo, ACNUR pide a los Estados que cesen esas prácticas de inmediato. Las devoluciones y el impedimento de la entrada a los países pueden poner a los solicitantes de asilo en un riesgo aún mayor y exponerlos a un mayor sufrimiento.

ACNUR está solicitando más información de las autoridades de Bulgaria sobre las actividades que aparentemente se están realizando en la frontera con el objetivo de frenar el flujo de refugiados hacia el país. Según información de los medios, Bulgaria ha devuelto a 100 migrantes en la frontera durante el fin de semana y ha desplegado a 1.200 policías en la zona de la frontera. Introducir barreras, como vallas u otros impedimentos, puede empujar a la gente a buscar rutas más peligrosas y a que haya cada vez más refugiados a merced de los traficantes de personas.

ACNUR también está preocupado por informaciones similar sobre solicitantes de asilo que están siendo devueltos desde Grecia a Turquía. ACNUR ha pedido a las autoridades griegas que investiguen lo ocurrido con 150 refugiados sirios, entre ellos muchas familias con niños, a los que, al parecer se les denegó la entrada en Evros el 12 de noviembre. ACNUR ha recibido información de la población local de que el grupo fue detenido y trasladado en vehículos de policía a un lugar desconocido, que no era un centro de acogida. Se desconoce hasta el momento el paradero de estas personas.

En Chipre ACNUR ha recibido informes sobre denegaciones de acceso a sirios en la zona norte del país. La Agencia de la ONU para los Refugiados sigue trabajando con el gobierno para garantizar que los sirios tengan acceso al procedimiento de asilo.

ACNUR está pidiendo una moratoria global para cualquier retorno de sirios a países vecinos. Esto representaría un gesto claro de solidaridad con estos países que actualmente acogen a 2,2 millones de refugiados sirios. Turquía está acogiendo el mayor número de sirios en Europa, con más de 500.000 refugiados registrados. Devolver a refugiados sirios a Turquía o a otros países de la región sólo añadiría más retos a los que ya de por sí enfrentan estos gobiernos y las comunidades locales que están apoyando y dando asistencia a los refugiados. Del mismo modo, los Estados europeos con fronteras exteriores no pueden asumir por sí solos este flujo. Se tiene que demostrar el reparto de responsabilidades en la Unión europea mediante una mayor movilidad en el seno de la UE y una apertura hacia un verdadero reparto de cargas más allá de los mecanismos existentes.

Las personas que necesitan protección internacional deberían tener acceso a soluciones duraderas. Esto podría incluir mecanismos para una distribución equitativa de aquellas personas que hayan sido reconocidas en la UE como refugiadas o solicitantes de asilo. También podría considerarse su evacuación a un Centro de Tránsito de Evacuación, basado en los modelos existentes, desde el cual se llevaran a cabo los esfuerzos de reasentamiento o reubicación tanto a países europeos como a otros países. Además, ACNUR agradece que algunos países europeos no hayan devuelto a solicitantes de asilo a los países de primera entrada en la UE y pide a otros que sigan este ejemplo, en un esfuerzo por demostrar una medida de solidaridad con estos países fronterizos de la UE. ACNUR también está pidiendo que se apliquen todos los criterios de “Dublín”, incluyendo los enfocados a la reunificación familiar.


Comparte esta página con: