Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR progresa en su asistencia a 500.000 sirios hasta finales de año

ACNUR progresa en su asistencia a 500.000 sirios hasta finales de año Imprimir

© ACNUR/M.Abu Asaker. Una refugiada siria es registrada por el personal de ACNUR en Líbano.
© ACNUR/M.Abu Asaker. Una refugiada siria es registrada por el personal de ACNUR en Líbano.
GINEBRA, Suiza, 13 de noviembre (ACNUR/UNHCR) – A pesar de las recientes interrupciones en su operación debido a la inseguridad, ACNUR avanza en su esfuerzo por ofrecer asistencia humanitaria a unas 500.000 personas en Siria antes de final de año.

Hasta la fecha la Agencia de la ONU para los Refugiados ha ofrecido paquetes de ayuda familiares a unas 59.000 familias (295.000 personas). Los paquetes de emergencia contienen materiales que van desde mantas y ropa hasta utensilios de cocina y bidones. El objetivo de estos paquetes es ayudar a satisfacer las necesidades básicas de las familias durante el invierno.

Desgraciadamente los últimos envíos han resultado muy complicados. La semana pasada las operaciones humanitarias fueron interrumpidas durante al menos dos días en Damasco debido a la inseguridad. Las mismas dificultades se encontró el personal que trabaja en Alepo, por lo que ACNUR está retirando temporalmente a parte de su personal de zonas del noreste de la gobernación de Hassakeh. La inseguridad durante las últimas semanas también ha provocado la pérdida de suministros de ayuda humanitaria, entre ellos 13.000 mantas que ardieron en los almacenes de la Media Luna Roja Siria en Alepo, que al parecer fueron alcanzados por bombardeos. Además un camión que transportaba 600 mantas fue asaltado de camino a Adra, a las afueras de Damasco.

Pero a pesar de todo se han registrado progresos. Ayer ACNUR pudo entregar cerca de 5.000 esteras y 500 paquetes higiénicos en Alepo, Hassakeh y Adra. También se sigue ofreciendo material educativo y ayuda económica en efectivo a las familias. En Hassakeh 10.500 niños desplazados han recibido paquetes individuales de material escolar, mientras que la ayuda económica de 150 dólares por familia se ha entregado a cerca de 12.100 familias desplazadas en Al Nabek, en la zona rural de Damasco, y en la gobernación de Hassakeh.

ACNUR tiene unos 350 trabajadores en Siria distribuidos en tres oficinas: Damasco, Alepo y Hassakeh. Se estima que hasta 2,5 millones de sirios necesitarán ayuda humanitaria.

A NIVEL REGIONAL:

El número de refugiados sirios registrados o a la espera de ello en toda la región próxima a Siria ya ha sobrepasado las 407.000 personas y la cifra sigue aumentado. Hay decenas de miles de sirios en la zona que todavía no han sido registrados. Se espera que muchas más personas busquen asistencia y se inscriban en las próximas semanas a medida que se aproxime el invierno y se agoten sus recursos.

TURQUÍA

En Turquía, Jordania y norte de Irak la semana pasada el número de llegadas aumentó. Muchos de los 8.000 o 9.000 sirios que se estima cruzaron la frontera turca la noche del pasado jueves por el cruce de Ceylanpinar, están ahora viviendo con parientes, se han trasladado a campos o han regresado a Siria después de que disminuyeran los combates. A fecha de 10 de noviembre unos 115.000 sirios están viviendo en los 14 campos de refugiados gestionados por el gobierno de Turquía y se cree que otros 60 o 70.000 están viviendo de la economía local. Las cifras de personas que cruzan la frontera han descendido desde la semana pasada, con 2.340 llegadas entre el sábado y ayer y 1.363 retornos a Siria.

JORDANIA:

A finales de la semana del 10 de noviembre, Jordania recibió 4.045 nuevas llegadas, la mayor cifra semanal desde el 1 de septiembre. El pasado jueves día 8 también se registró el mayor número de llegadas en dos meses: 879. Los refugiados registrados o a la espera de ser inscritos son ya más de 116.000, de los cuales más del 70% viven de la economía local.

El campo de refugiados de Za’atri, al norte de Amman, sufrió las primeras lluvias de la temporada durante el fin de semana. Según el personal de ACNUR sólo hubo una interrupción menor en el campo, donde 38 tiendas fueron reubicadas desde las zonas inundadas y otras dos fueron reemplazadas por los daños sufridos.

Los ingenieros y planificadores de campo de ACNUR están trabajando con los refugiados para mejorar las condiciones en Za’atri, buscando técnicas de drenaje ahora que han llegado las lluvias.

Ayer se facilitaron herramientas y rocas para aquellas tiendas que están situadas en zonas bajas. Ya se ha extendido grava por todo el campo como medida para reducir el polvo durante la estación seca y para mejorar el drenaje en los meses de lluvia. Este trabajo continúa pese a que fue interrumpido temporalmente por las lluvias, que impidieron a los camiones entrar en la zona. Otros preparativos para el invierno siguen en marcha en el campo. La próxima semana comenzará el trabajo para construir porches y reforzar las tiendas con el fin de ofrecer una mejor protección frente al frío del invierno. También se están entregando estufas y otros suministros para el invierno.

IRAK:

La zona del Kurdistán, en el norte de Irak, también ha experimentado un aumento en el número de llegadas de refugiados durante la semana pasada hasta el 7 de noviembre Con 3.171 sirios, en su mayoría kurdos. Cerca de 1.500 más fueron registrados entre el jueves y el domingo. La cifra de refugiados sirios en Irak ya supera las 50.000 personas, de las que más de 42.000 residen en la región del Kurdistán (Erbil, Suleimaniya y Duhok) y 8.400 en Anbar y otras gobernaciones del sur.

LÍBANO:

Mientras el flujo de refugiados sirios a Líbano se mantiene estable, ACNUR está redoblando sus esfuerzos para registrar a los refugiados con mayores necesidades. En el norte y sur de Líbano la Agencia de la ONU para los Refugiados sigue inscribiendo a refugiados en su centro de registro, al tiempo que utiliza unidades móviles de equipos de registro para llegar a aquellos que no pueden acudir a los centros establecidos. En Bekaa el registro móvil ya finalizó con la identificación de refugiados asentados en Hermes, Fakeha, Jdeideh y Al-Qaa. Más de 6.000 personas fueron registradas en una sola semana, elevando el número de registrados y personas a la espera de inscribirse como refugiados en Líbano a 118.633.

Un avance positivo reciente ha sido el anuncio del gobierno libanés de poner fin a las tasas de renovación del visado para los refugiados sirios. El gobierno del Líbano también ha expresado su deseo de que la comunidad internacional ayude a cubrir las pérdidas asociadas a esas tasas. ACNUR está sirviendo de enlace con el gobierno para garantizar que esta nueva política se implementa en todo el país.

Con las temperaturas descendiendo en la zona montañosa del norte y en el valle de Bekaa, ACNUR, UNICEF, el PMA, el Consejo Danés para los refugiados, World Vision, el Centro para Inmigrantes de Cáritas y la Fundación Makhzoumi han centrado sus esfuerzos en la distribución de materiales para el invierno como colchones, mantas y ropa de abrigo. ACNUR, UNICEF y Save the Children además han seleccionado 35 escuelas de Líbano que recibirán vales de combustible para ayudar así a mantener las escuelas calientes durante el invierno.

El alojamiento todavía es una prioridad urgente. Continúan los esfuerzos para rehabilitar alojamientos colectivos y hogares de familias de acogida, para montar casas prefabricadas y refugios temporales y para ofrecer ayuda económica a propietarios y refugiados vulnerables que no puedan pagar sus alquileres. Sin embargo es urgente que estos esfuerzos se realicen junto con el gobierno del Líbano para mejorar las condiciones de vida de los refugiados en este país, al tiempo que se refuerzan los preparativos en caso de un flujo mayor de personas próximamente.

DONATIVOS PARA LA EMERGENCIA EN SIRIA: eacnur.org y 902 218 218


Comparte esta página con: