Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Historias con rostro Las muñecas de trapo y el horno de barro

Las muñecas de trapo y el horno de barro Imprimir

© ACNUR/UNHCR/Sam Tarling Thuha sujeto una de sus muñecas que ella misma ha hecho cerca de la tienda de su famlia en Líbano
© ACNUR/UNHCR/Sam Tarling Thuha sujeto una de sus muñecas que ella misma ha hecho cerca de la tienda de su famlia en Líbano
BEIRUT, Líbano, 24 de marzo de 2016, (ACNUR/UNHCR) – Shamsa y Thuha huyeron de Alepo, Siria, junto a su familia con tan solo 7 y 5 años respectivamente. Una de las cosas que más echan de menos es jugar con sus primos y hacer juntos muñecas de trapo.

Shamsa recuerda el miedo que sintió cuando las primeras bombas empezaron a caer en su vecindario. Cuando finalmente su familia decidió huir, las niñas temieron por la suerte de sus muñecas, así que decidieron guardarlas en una bolsa y esconderlas en el horno de barro de su jardín.

Desde hace tres años, viven como refugiadas junto a su familia en una tienda de campaña en Líbano. El padre de Shamsa y Thuha ha perdido la vista a causa de la diabetes. Con la ayuda que reciben, su madre pasa apuros para poder pagar el alquiler, comprar la medicación y alimentar a su familia.

Pero Shamsha y Thuha son demasiado jóvenes para entender de apuros. Con los restos de las telas que su madre utiliza en su trabajo de costurera, las niñas han vuelto a hacer muñecas de trapo. No obstante, las pequeñas desean volver de nuevo a Siria algún día para rescatar a sus muñecas escondidas en el horno.


Escrito por Warda Al-Jawahiry en Beirut, Líbano

Nacida en Irak, Warda emigró con su familia después de la primera Guerra del Golfo en 1991. Vivió en Libia y Rumanía hasta que consiguió la condición de refugiada en el Reino Unido. En diciembre de 2013 entró a formar parte de ACNUR como productora de vídeo y produce historias que destacan el impacto humano tan devastador que está causando la crisis en Siria.


Comparte esta página con: