Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR

Mujeres

© ACNUR/A.Branthwaite

Mujeres Refugiadas. Desafíos y riesgos particulares

En muchas sociedades, mujeres y niñas afrontan riesgos específicos y tienen menos probabilidades de acceder a sus derechos que los hombres y los chicos, debido a sus roles de género y a su posición en la sociedad. En situaciones de desplazamiento, estos riesgos –fundamentalmente, discriminación y violencia sexual y de género- pueden verse exacerbados.  Las estructuras de apoyo comunitario se desmoronan y los sistemas tradicionales o formales de justicia pueden no defender los derechos de las mujeres.
Mujeres y niñas no acompañadas, mujeres que son cabeza de familia y embarazadas, discapacitadas o mujeres mayores quizá tengan que afrontar retos particulares.

Mujeres y niñas constituyen alrededor de la mitad de la población de refugiados del mundo, desplazados internos o apátridas. ACNUR trabaja para promover la igualdad de género y asegurar su acceso igualitario a la protección y a la asistencia. La integración de una perspectiva de género abarca todos los sectores. Por ejemplo, los refugios deberían ser seguros para las mujeres y ofrecerles privacidad, y deberían tener a su disposición asistencia para su construcción y su mantenimiento. Los sistemas de distribución de alimentos deberían tener en cuenta los roles familiares y asegurarse de que llegan a todos. Las instalaciones sanitarias deberían ser accesibles y separadas para hombres y mujeres. Las mujeres deberían poder recoger agua y combustible sin riesgo a sufrir violaciones u otros abusos.

ACNUR también lleva a cabo acciones concretas para atender sus necesidades específicas de protección. Los programas destinados a aumentar la matriculación y permanencia en la escuela de las niñas pueden superar las barreras económicas o culturales para su educación. Las iniciativas destinadas a aumentar el liderazgo de las mujeres y su participación en la toma de decisiones ayudan a identificar y responder a las necesidades de protección. El aprovisionamiento de material sanitario mejora las condiciones de salud y aumenta la libertad de movimientos.  El apoyo a los medios de vida puede asegurar que las mujeres no se vean obligadas a tener relaciones sexuales de supervivencia para poder mantener a sus familias.

La Agencia de la ONU para los Refugiados se basa en la resistencia de las mujeres y en su fortaleza  para poder apoyar su fortalecimiento y reforzar su protección, y promueve su completa participación en todas las decisiones que afecten a sus vidas. A pesar de los muchísimos retos, el desplazamiento puede permitir a las refugiadas adoptar nuevos roles e instigar un cambio positivo. Con el apoyo adecuado, las refugiadas pueden mejorar sus condiciones de vida así como las de sus hijos, familias y comunidades.

Principales preocupaciones de las mujeres

Las preocupaciones varían de un contexto a otro, algunos de los problemas les afectan de forma general.

¿Cómo ayuda ACNUR a las mujeres?

Garantizando su participación en la toma de decisiones y reforzando su autosuficiencia económica.

Mujer y VIH/SIDA: Defensa, protección y fortalecimiento

Información sobre mujeres refugiadas y el VIH/SIDA.

Mujeres luchando por sobrevivir (WLL)

Women Leading for Livelihoods (WLL): Una iniciativa de ACNUR que trata de promover la independencia económica y social de las mujeres refugiadas en todo el mundo.

Diálogos Regionales

Los Diálogos se realizaron con más de 1.000 mujeres y niñas refugiadas, desplazadas internas y solicitantes de asilo en siete lugares del mundo, entre noviembre de 2010 y mayo de 2011.